Compartir
Publicidad
Publicidad
Mercedes-Benz GLC: así es el sustituto del GLK
Mercedes

Mercedes-Benz GLC: así es el sustituto del GLK

Publicidad
Publicidad

La segunda generación del SUV mediano de Mercedes-Benz ya está aquí y estrena nomenclatura. El que hasta ahora fuera el Mercedes-Benz GLK, ahora se demonina Mercedes-Benz GLC. Trae consigo más tecnología que nunca, novedosos sistemas de asistencia a la conducción y una gama de motorizaciones hasta un 19% más eficientes.

El nuevo Mercedes-Benz GLC llegará al mercado español a finales de verano, con las primeras entregas previstas para el 24 de septiembre. De momento no hay información específica de gama, equipamiento y precios para España, aunque los conoceremos pronto. De momento, veamos qué ofrece este nuevo SUV de Daimler basado en el Clase C.

Las similitudes del nuevo GLC con el Clase C son más que evidentes. Su diseño exterior recuerda a la berlina, aunque tiene rasgos específicos de un coche de su tamaño y concepto. Desde luego, la nueva filosofía de diseño de la marca está bien presente, con llamativos faros (LED en opción), gran parrilla de lama doble presisida por la estrella, interesantes formas en el paragolpes y capó con marcados nervios. Además, se ofrece una variante pensada para un uso todoterreno (con mejores ángulos de entrada y salida) y otra AMG, para un aspecto más deportivo.

Mercedes-Benz GLC

En la vista lateral destacan llantas en diversos diseños de hasta 20 pulgadas, una línea de techo que desciende hacia la zaga, poderosos hombros o una batalla 11,8 centímetros más larga. De forma opcional se ofrecen taloneras específicas o guardabarros negro mate. Por detrás, el GLC luce faros LED y también se ofrecen paragolpes en diferentes diseños.

Quizá una de las novedades más interesantes es la mejora en habitabilidad interior, ya que tanto las plazas delanteras como las traseras son más generosas (tanto en espacio para la cabeza como para los hombros y las piernas, en el caso de la fila posterior). Por supuesto, en lo que a diseño se refiere también hay un gran paso adelante con respecto al GLK, ya que se beneficia de un aspecto casi idéntico al del Clase C.

Además de varios tipos de tapicerías de tela o cuero, la marca ofrece dos líneas interiores Exclusive y AMG Line, que aportan una apariencia específica (una más clásica y otra más deportiva), y dos líneas Designo, todavía más exclusivas, que incluyen molduras en efecto lacado brillante, pedalera AMG o tapicería en cuero y microfibra Dinamica.

Mercedes-Benz GLC

Mejora también la capacidad del maletero, ahora 80 litros mayor. En total, Mercedes-Benz asegura que el volumen es de 580 litros, ampliable a 1.600 litros con los asientos traseros abatidos, en relación 40:20:40. La longitud máxima del espacio de carga es de 1,32 metros y la anchura del maletero es de 1,1 metros (15 centímetros más que el GLK).

A pesar del aumento de dimensiones del modelo -4,66 metros de largo, 1,89 de ancho y 1,64 de alto-, el uso de aluminio, entre otros materiales, ha permitido un peso 80 kilogramos inferior al del GLK. Por otra parte, el trabajo aerodinámico permite un coeficiente de 0,31 (Cx), frente al 0,34 (Cx) del GLK.

Gama de motores

La oferta de motorizaciones para el nuevo GLC cuenta con dos opciones diésel y una de gasolina, aunque se sumará poco después del lanzamiento un híbrido enchufable, denominada GLC 350e. Además, todas las variantes cuentan con tracción integral 4Matic, que reparten el par en relación 45:55 (delante/detrás). Veamos las versiones en detalle:

VERSIÓN Cilindrada /
Nº Cilindros
Potencia Par Máximo Aceleración
0-100 km/h
Consumo combinado
(l/100 km)
GLC 220d 4Matic 2.143 /4 170 CV 400 Nm 8,3 segundos 5,0 - 5,5
GLC 250d 4Matic 2.143 / 4 204 CV 500 Nm 7,6 segundos 5,0 - 5,5
GLC 250 4Matic 1.991 / 4 211 CV 350 Nm 7,3 segundos 6,5 - 7,1
GLC 350 e 1.991 / 4 + motor eléctrico 211 + 116 CV (326) 560 Nm 5,9 segundos Por determinar (Autonomía eléctrica= 34 km)
Mercedes-Benz GLC

Salvo el híbrido enchufable, que se combina de serie con una caja automática 7G-TRONIC PLUS y se beneficia de los mismos programas de conducción que sus hermanos S 550 Plug-In y C 350 e, el resto de variantes equipa la nueva transmisión automática 9G-TRONIC, de nueve marchas.

Conducción y seguridad

El GLC equipa el sistema Dynamic Select, que permite al conductor elegir entre varios modos de conducción, según la situación o el estilo de conducción: Confort, Eco, Sport, Sport+ o Individual.

De serie, el GLC equipa una suspensión mecánica con amortiguación adaptativa, cuya configuración se puede solicitar al hacer el pedido: reglaje comfort, deportivo o todoterreno (éste último 20 milímetros más alto). En opción se puede adquirir la suspensión neumática Air Body Control y, en combinación con el paquete técnico Off-Road, tenemos el GLC más apto para un uso todoterreno de toda la gama, con cinco programas: Offroad, pendiente, balanceo para liberar el vehículo, suelo resbaladizo y remolque.

Mercedes-Benz GLC

Entre los opcionales más interesantes encontramos el techo panorámico de cristal, estriberas en efecto aluminio adornadas con tacos de goma, LED Intelligent Light System, portón trasero automático o enganche para remolque con ajuste eléctrico.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos