Compartir
Publicidad

Mercedes-AMG GT R PRO: 'Hulk' se viste de circuito con esta edición limitada inspirada en las carreras

Mercedes-AMG GT R PRO: 'Hulk' se viste de circuito con esta edición limitada inspirada en las carreras
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Días después de verlo en los primeros teaser, Mercedes-AMG presenta en el Salón de Los Ángeles el nuevo Mercedes-AMG GT R PRO, una edición limitada del brutal GT R que pone el foco en ser lo más efectivo posible en circuito, para lo que incorpora soluciones heredadas de los GT3 y GT4 de competición a nivel de chasis, suspensión o aerodinámica, entre otras cosas.

Si esperabas una descomunal cifra de potencia, tendrás que conformarte con lo que ya ofrecía el AMG GT R, ya que en el apartado mecánico no hay cambios, y por tanto se mantienen las cifras del motor 4.0 litros V8 biturbo. Es decir, 585 CV a 6.250 rpm y 700 Nm entre 2.100 y 5.500 vueltas.

Las prestaciones también son idénticas a las del GT R convencional, así que hablamos de un 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y una velocidad máxima de 318 km/h. Donde se podrá apreciar realmente el paquete de mejoras será en circuito, y por tanto en los tiempos de vuelta que sea capaz de marcar.

Mercedes-AMG GT R PRO
Mercedes-AMG GT R PRO

Soluciones de carreras, por dentro y por fuera

Para empezar, el GT R PRO estrena una suspensión AMG de tipo coilover, completamente ajustable, que permitirá a los clientes alterar diversos parámetros de manera sencilla, mediante un dial en los amortiguadores que permite variar fácilmente la compresión y el rebote de los mismos sin necesidad de herramientas. También se puede cambiar la precarga de los muelles. Todo para poder ajustar el balanceo de carrocería y el nivel de tracción en función de las condiciones de cada pista.

Además, el eje delantero incorpora una barra estabilizadora ajustable de fibra de carbono, mientras que en el trasero es de acero, y también ajustable (hueca, además, para una mayor ligereza). El tren trasero también se beneficia de rodamientos esféricos Uniball en los brazos superiores e inferiores de la suspensión (el GT R normal los lleva únicamente en los inferiores). Según la marca, son más resistentes y debido a su diseño no hay holguras que alteren la caída o convergencia de las ruedas.

El GT R PRO también incorpora una sección cruzada en los bajos de la parte trasera del vehículo para aumentar aún más la precisión, ya que eleva la rigidez y aporta mayor estabilidad. Por otro lado, los soportes activos de motor y transmisión también cuentan ahora con ajustes específicos, y las llantas AMG Performance de cinco radios dobles tienen un color específico gris titanio.

Mercedes-AMG GT R PRO
Mercedes-AMG GT R PRO

De serie, salvo en Estados Unidos, Canadá y China, esta edición PRO incluye el llamado paquete Track, que incluye una jaula antivuelco, arneses de cuatro puntos, un extintor de incendios de 2 kilogramos. La dotación de serie también cuenta con frenos cerámicos y pinzas pintadas en negro, o asientos baquet de AMG fabricados en fibra de carbono (asientos AMG Performance en USA, Canadá y China).

En lo que a aerodinámica se refiere, AMG ha incorporado un frontal ligeramente rediseñado, ahora con llamativos aletines (flics) de fibra de carbono al estilo de carreras, un splitter más prominente y con sujeciones metálicas, aletas delanteras con tomas de aire para refrigerar los pasos de rueda, o elementos de fibra de carbono en los laterales del difusor trasero que alcanzan casi la altura del paragolpes.

La aerodinámica activa del GT R es también de serie en el PRO, pero en este caso se suma al alerón posterior -ahora con soportes de aluminio- un labio (flap Gurney) que aumenta la carga aerodinámica en el tren trasero. También son de serie todos los elementos de carbono (techo, splitter, aletines, difusor, etc...) o las franjas de vinilo (que se pueden no equipar si se quiere), en color light green si el coche es gris selenite o en gris oscuro mate si el coche es de cualquier otro color.

Mercedes-AMG GT R PRO
Mercedes-AMG GT R PRO

Por último, a finales de noviembre el Mercedes-AMG GT R PRO, aún camuflado, marcó un tiempo en Nürburgring Nordschleife de 7 minutos y 4 segundos (6 segundos menos que el GT R normal), con el piloto de GT3 Maro Engel al volante.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio