Compartir
Publicidad
Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: salvajes familiares de hasta 612 CV y con modo drift
Mercedes

Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: salvajes familiares de hasta 612 CV y con modo drift

Publicidad
Publicidad

Tras la berlina más salvaje de Mercedes-Benz llega su equivalente en carrocería ranchera o familiar, el Mercedes-AMG E 63 4Matic+ Estate, también con el poderoso motor 4.0 litros V8 biturbo en dos niveles de potencia y tracción a las cuatro ruedas. Por supuesto, equipa toda la tecnología de la berlina, incluídos los avanzados sistemas de asistencia y seguridad del Clase E convencional.

Ambas variantes se presentan en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra, en el mes de marzo, aunque los pedidos no estarán disponibles hasta abril y las primeras unidades llegarán ya en junio. De momento vamos a ver qué ofrecen estas dos rancheras de altos vuelos, que a pesar de su elevado peso y generosas dimensiones, ofrecen unas prestaciones de las que quitan el hipo.

De un vistazo queda claro que estos Estate son ya palabras mayores. Lucen un kit aerodinámico específico y mayor ancho de vías, del que te percatas por los ensanchados pasos de rueda, 27 milímetros más voluminosos. También cuentan con grandes entradas de aire, detalles de color negro en el faldón o un musculoso capó. Por detrás, el paragolpes con difusor integrado o las colas de escape dobles y cromadas son sus rasgos de identidad, además de los brillantes distintivos E 63 y AMG.

Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart
Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart

Como es tradición desde hace un tiempo, durante el primer año de vida del modelo habrá una edición especial Edition 1, de diseño específico y con más equipamiento de serie. Incluye pintura designo selenita magno, paquete AMG Night (con detalles en negro), franjas de color gris, llantas AMG de 20 pulgadas en diseño de 7 radios dobles, asientos AMG Performance, revestimientos de cuero, inserciones de fibra de carbono, reloj analógico IWC o volante deportivo forrado en microfibra Dinamica (tipo alcántara).

Familiares muy, muy brutos

Bajo el capó, el monstruoso 4.0 litros V8 con dos turbos Twin-Scroll y desconexión selectiva de cilindros, más potente en este modelo que en el Mercedes-AM GT, desarrolla 571 ó 612 CV, según sea la versión normal o la S, y un descomunal par motor máximo en ambos casos. Es el mismo propulsor de la berlina, que ya probó Daniel Murias en el espectacular circuito de Portimão.

Aquí están las cifras de cada variante:

E 63 4Matic+ Estate

E 63 S 4Matic+ Estate

Motor

3.982 cc V8 biturbo

3.982 cc V8 biturbo

Potencia Máx.

571 CV @ 5.750-6.500 RPM

612 CV @ 5.750-6.500 RPM

Par Máx.

750 Nm @ 2.250-5.000 RPM

850 Nm @ 2.500-4.500 RPM

0-100 km/h

3,6 segundos

3,5 segundos

Velocidad Máx.

250 km/h / 290 km/h

250 km/h / 290 km/h

Peso en vacío

1.985 kilogramos

1.995 kilogramos

Consumo medio

9,1- 9,4 l/100 km

9,1- 9,4 l/100 km

Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart
Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart

Tanto el E 63 como el E 63 S se benefician de la tracción total AMG Performance 4Matic+, que envía siempre fuerza al eje trasero pero puede desviar parte de la misma al eje delantero cuando sea necesario, junto a una caja de cambios AMG Speedshift MCT de nueve velocidades, con hardware y software específicos para estas dos rancheras, y funciones como la de 'doble embrague'. Además, también hay un botón "M" que permite colocar la caja en modo manual y evitar que cambie sola.

Como es ya habitual, el AMG Dynamic Select ofrece cuatro modos de conducción (Confort, Sport, Sport Plus e Individual) que varían la respuesta del motor y del cambio, la suspensión, la dirección, los ajustes del ESP o la tracción integral. Para contar con el modo más radical o Race hay que optar por el E 63 S, ya que la variante normal no lo ofrece.

La carrocería del E 63 esconde un tren de rodaje a la altura de las circunstancias, con un eje delantero de cuatro brazos y elementos forjados de aluminio, si bien el trasero, "de desarrollo completamente nuevo" no se detalla. En cualquier caso, los amortiguadores son adaptativos, de dureza variable en tres niveles, para conseguir la mejor dinámica o bien una marcha cómoda, en función de la situación. En el modo automático es el sistema quien decide cuándo endurecerlos.

Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart
Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart

Al igual que la berlina, el Estate incorpora en el eje trasero un diferencial autoblocante, que es mecánico para la variante convencional y de control electrónico en el S. A esto hay que sumar un ESP también de tres niveles (conectado, desconectado o el llamado Sport Handling Mode, más permisivo), dirección paramétrica de desmultiplicación variable -con tres ajustes- o soportes de motor dinámicos, capaces de variar su rigidez en función de las circunstancias. El famoso modo Drift sólo está disponible en el E 63 S.

El sistema de frenos consta de discos de material compuesto ventilados y perforados, de 360 milímetros delante con pinzas de seis pistones (390 mm para el S), y discos de igual diámetro con pinzas de un pistón detrás. Para el cliente que vaya a dar uso al coche en circuito, Mercedes-AMG ofrece un equipo carbocerámico con discos de 402 milímetros en el eje delantero y de 360 milímetros en el posterior.

Espaciosos y cargados de tecnología

Donde difiere de manera importante este Estate con respecto a la berlina es en su interior, y más concretamente en el maletero, que ahora tiene una capacidad de entre 640 litros con todas las plazas y 1.820 litros con la fila trasera abatida (mediante un accionamiento eléctrico). Además, el respaldo de la banqueta trasera puede colocarse en una posición 10 grados más vertical (posición de carga, se llama) para ganar 30 litros de maletero, manteniendo las cinco plazas del interior.

Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart
Mercedes-AMG E 63 y E 63 S 4Matic+ Estate: ya están aquí los familiares más salvajes de Stuttgart

Por lo demás, el habitáculo cuenta con un llamativo volante AMG Performance forrado en cuero nappa negro o asientos deportivos (los AMG Performance con reposacabezas integrados son opcionales), y en el caso de la variante S, hay que añadir el revestimiento de cuero para el tablero de instrumentos, los cinturones de seguridad de color gris, el volante con la marca central o el genial cuadro de instrumentos a doble pantalla (sólo de serie en el S), que cuenta con tres diseños a elegir.

Para terminar, los E 63 y E 63 S pueden incorporan todas las funciones de conectividad y asistencia de la berlina, como el Drive Pilot -conducción semiautónoma en ciertas circunstancias y sistemas de seguridad-, los servicios online y remotos o el llamado asesor personal (como el Asistente Personal de BMW), gratis durante un año, que te facilita por teléfono direcciones, rutas, actividades, etc...

En Motorpasión | A prueba el Mercedes-AMG E 63S 4Matic+, 612 CV para redefinir el espacio y el tiempo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos