Publicidad

Los Mercedes-AMG E 53 Coupé y Cabriolet se actualizan: ahora vienen con un modo drift y los mismos 435 CV

Los Mercedes-AMG E 53 Coupé y Cabriolet se actualizan: ahora vienen con un modo drift y los mismos 435 CV
5 comentarios

Con el restyling de los Mercedes-Benz Clase E Coupé y Cabrio, se le une el restyling del Mercedes-AMG E 53 Coupé y Cabrio. Al igual que las otras versiones, como la berlina, los cambios operados en el AMG E 53 son mínimos y se centran en su estética así como en una actualización del interior y de los sistemas de conducción semiautónoma.

A nivel estético, los nuevos faros LED más planos y más cuadrados, la calandra de tipo panamericana, como en la mayoría de los AMG (ahora, solo el AMG A 35 se queda sin ella) y el parachoques más agresivo con tomas de aire más grandes son los principales cambios estéticos del frontal. Personalmente, con este nuevo frontal, el AMG E 53 se ve más agresivo y más logrado que en el modelo saliente.

En la zaga, los cambios son todavía más sutiles. Si bien en las berlina y break los nuevos pilotos se hicieron más finos, no es el caso en estas dos carrocería. Y es que ya eran pilotos finos y horizontales. Aún así, el interior de los pilotos traseros cambia.

Mercedes Amg E 53 4matic Coupe

A bordo, los cambios son similares a los operados en la berlina y el break. Por supuesto nos encontramos con el nuevo volante multifunción con más controladores táctiles que hasta ahora, donde solo hay dos. No son unos simples boones que se presiona para activar una función o una pantalla, sino que permiten navegar hacia arriba y abajo o de izquierda a derecha y viceversa en los diferentes menús de una función. Te lo explicamos con más detalles aquí.

Mercedes Amg E 53 4matic Coupe

Otra novedad importante es el nuevo sistema de detección de las manos del conductor en el volante. Recordemos que el Mercedes-Benz Clase E equipa un sistema de ayuda a la conducción ADAS que va desde el simple control de crucero activo a un sistema de nivel 2 muy avanzado, o casi de nivel 3, según como se mire y que en ocasiones hemos considerado como conducción semiautónoma.

Mercedes Amg E 53 4matic Coupe

Y aunque el coche pueda moverse libremente sin real peligro en el tráfico, no es un sistema 100 % autónomo, además las leyes de tráfico obligan a que el conductor esté vigilando lo que ocurra en todo momento y para saberlo, el volante detecta si tiene las manos en el volante o no. Hasta ahora, el conductor tenía que mover ligeramente el volante para que el coche supiese que estaba ahí, ahora ya no será necesario. El volante detectará la presión de las manos en el volante.

Con el mismo 6 cilindros de 435 CV, pero ahora con modo drift

Mercedes Amg E 53 4matic Coupe

A nivel mecánico, el nuevo Clase E Coupé y Cabriolet de AMG sigue sin poder optar al V8 de las berlina y familiar AMG E 63. Mantiene el 6 cilindros gasolina de 3.0 litros mild hybrid de 435 CV y 520 Nm. Va asociado exclusivamente a la tracción integral permanente 4Matic+ y al cambio automático de nueve relaciones 9G-Tronic. Se trata de un cambio por convertir de par y no del sofisticado cambio con embragues del E 63.

A pesar de un claro deficit de potencia frente a un AMG E 63, el Mercedes-AMG E53 Coupé consigue ejecutar el 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanza una velocidad autolimtada de 250 km/h (270 km/h con el paquete opcional AMG Driver). El E 53 Cabriolet, algo más pesado, cubre el 0-100 km/h en 4,4 segundos.

Por primera vez en el E53, AMG ofrecerá un paquete AMG Dynamic Plus opcional que integra un programa de conducción 'Race' más agresivo en los modos de conducción, que ahora cuenta con el icónico modo Drift de AMG que desacopla el eje delantero, como en el E 63.

Mercedes Amg E 53 4matic Coupe

El chasis también está repleto de tecnología para mantener sus 1.970 kg de peso bajo control, incluida una suspensión neumática de serie y amortiguadores adaptativos que se pueden ajustar desde el túnel central (al igual que ya ocurre con los E 53 salientes). Los discos de freno de 370 mm con pinzas de cuatro pistones delante son de serie, mientras que el eje trasero ofrece pinzas flotantes menos deportivas y discos más pequeños de 360 mm de diámetro.

Los Mercedes-AMG E 53 Coupé y Cabrio estarán disponibles al final de este verano.

En Motorpasión | Mercedes-AMG GT C Roadster, a prueba: 557 CV de brutalidad adictiva | Probamos el Mercedes-AMG C 63 S Coupé: 510 CV de visceralidad para un deportivo que emociona

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios