Compartir
Publicidad

Mercedes-AMG AMG GT R Roadster: el 'Hulk' descapotable ya está aquí, con su V8 biturbo de 585 CV

Mercedes-AMG AMG GT R Roadster: el 'Hulk' descapotable ya está aquí, con su V8 biturbo de 585 CV
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los modelos más salvajes de Mercedes-AMG acaba de estrenar en el Salón de Ginebra su variante descapotable. Hablamos del Mercedes-AMG GT R Roadster, cuya producción limitada a 750 unidades. Un modelo listo tanto para el circuito como para disfrutar de una carretera de costa.

Bajo el largo capó, este roadster con capota de lona esconde el mismo 4.0 litros V8 biturbo de AMG, con 585 CV a 6.250 rpm y un par motor máximo de 700 Nm entre 2.100 y 5.500 vueltas. Eso sí, no pierde prácticamente prestaciones con respecto al Hulk coupé que probamos hace un año.

De hecho, el Mercedes-AMG GT R Roadster despacha el 0 a 100 km/h en 3,6 segundos (idéntica marca que el coupé) y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 317 km/h, lo que supone únicamente 1 km/h menos que la versión cerrada. Para detenerlo hay discos de freno perforados y ventilados de 390 milímetros delante y de 360 milímetros detrás (carbocerámicos en opción).

Mercedes-AMG GT R Roadster
Mercedes-AMG GT R Roadster

Además, el V8 cuenta con lubricación por cárter seco y va asociado a un cambio AMG de doble embrague y 7 velocidades y a un escape deportivo fabricado en titanio y acero inoxidable. También goza de los soportes activos para motor y transmisión, así como de una suspensión adaptativa específica con amortiguadores ajustables de tipo coilover y tres niveles de dureza.

Este GT R Roadster calza neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 en dimensiones 275/35 ZR19 en el eje delantero y 325/30 ZR20 en el trasero. Como en el coupé, el control de tracción se puede ajustar en nueve niveles, permitiendo más o menos deslizamiento del tren trasero, que incorpora por cierto un diferencial autoblocante de control electrónico.

Detalles específicos y soluciones de roadster

En el apartado estético destacan la parrilla Panamericana inclinada hacia delante, las enormes entradas de aire, aletines aerodinámicos, faros LED High Performance, llamativas llantas forjadas (19 pulgadas delante y 20 detrás), pinzas de freno pintadas en amarillo, agresivo doble difusor trasero con una gran salida de escape central y otras dos a los lados o alerón trasero ajustable, por ejemplo.

Mercedes-AMG GT R Roadster
Mercedes-AMG GT R Roadster

El llamado "perfil aerodinámico" es un elemento activo de fibra de carbono instalado bajo el frontal del coche, por delante del motor, capaz de desplegarse 40 milímetros hacia abajo, alterando el flujo de aire y creando el efecto Venturi, que "pega" el coche al asfalto y reduce el 'lift' del eje delantero. AMG anuncia una carga aerodinámica en el eje trasero idéntica a la del GT R Coupé.

No obstante, hay más elementos de aerodinámica activa, como el Airpanel, que es en esencia una parrilla activa que deja entrar aire a través de la zona inferior del frontal hacia los radiadores únicamente cuando hace falta por motivos de refrigeración, reduciendo mientras tanto la resistencia al aire y mejorando el consumo de combustible.

La capota de lona tricapa, montada sobre una estructura de magnesio, acero y aluminio, promete un gran aislamiento acústico y se acciona de forma eléctrica.

Mercedes-AMG GT R Roadster
Mercedes-AMG GT R Roadster

Este GT R Roadster también estrena un nuevo color de carrocería gris grafito magno mate, para un total de 14 tonalidades. De forma opcional se puede optar por el paquete exterior AMG de fibra de carbono, que añade splitter, aletines, taloneras, difusor y diversos elementos fabricados en este ligero (y caro) material.

Habitáculo más moderno y tecnológico

El interior, protagonizado entre otras cosas por los asientos AMG Performance de cuero (el Airscarf y la ventilación son opcionales), cuenta con cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, pantalla multimedia de 10,25 pulgadas, consola central con las botoneras 'display' de nueva generación, molduras de carbono y negro piano y, por supuesto, una placa con el distintivo "1 of 750".

También es de serie el volante AMG Performance achatado, forrado por completo de microfibra Dinamica, con controles táctiles integrados y con dos selectores 'display' bajo los radios para la selección de los modos de conducción y de los niveles del control de tracción. El llamado 'Night Package' es de serie e incluye elementos en negro brillante (levas, radios del volante, etc...).

Mercedes-AMG GT R Roadster
Mercedes-AMG GT R Roadster

El modelo ofrece función Race Start para aceleraciones desde parado, además de diversos modos de conducción (Slippery, Comfort, Sport, Sport Plus, Race e Individual) o un modo manual para la transmisión automática. Quizá más interesantes es que incorpora el eje trasero direccional, lo que le aporta mayor agilidad en cualquier situación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio