Compartir
Publicidad
Lamborghini Asterión LPI 910-4
Lamborghini

Lamborghini Asterión LPI 910-4

Publicidad
Publicidad

El primer híbrido de Lamborghini es enchufable. Se llama Lamborghini Asterión LPI 910-4 y se vale de un motor V10 5.2 y tres motores eléctricos que desarrollan una potencia combinada de 910 CV. Con esa espectacular motorización el Asterión deja el 0 a 100 km/h en 3,0 segundos y alcanza los 320 km/h de velocidad máxima... con un nivel de emisiones de CO₂ insólito: 98 g/km.

El Asterión nació de la voluntad que había en Sant'Agata Bolognese de crear un superdeportivo que fuera tecnológicamente realista con las posibilidades que tenemos hoy en día. Y dentro de esa tecnología, los ingenieros pusieron el acento en conseguir la reducción de las emisiones de dióxido de carbono. Para lograrlo recurrieron a otro carbono —el de la fibra de carbono, que permitió lograr una carrocería más ligera— y a la electricidad.

Como sabemos, el Asterión debe su nombre a la leyenda del minotauro, mientras que LP viene de longitudinale posteriore, por la ubicación del motor convencional, I significa ibrido, 910 es obviamente la potencia máxima combinada que alcanza y 4 hace referencia a la tracción integral.

Lamborghini Asterion LPI 910-4

La motorización del Lamborghini Asterión LPI 910-4

No es ningún secreto que el Asterión ha levantado expectación por su motorización. Según creen en Lamborghini, la solución PHEV (híbrido enchufable) es la mejor forma de extraer todo el potencial a la electricidad. Y no se trata de un simple apaño para reducir emisiones o para colocarle la etiqueta verde: en modo 100 % eléctrico, el Asterión posee una nada despreciable autonomía de 50 km y puede alcanzar los 125 km/h.

Su motor aspirado FSI V10 5.2 va emplazado en posición longitudinal central. Por sí solo desarrolla una potencia máxima de 610 CV, con 560 Nm de par máximo. Por su parte, la batería de iones de litio del sistema híbrido queda alojada bajo el túnel central, aprovechando el espacio normalmente reservado a la transmisión. En cuanto a la caja de cambios, es automática de doble embrague y siete relaciones, y queda colocada entre el motor y el eje posterior.

Entre el motor V10 y la caja de doble embrague queda ubicado el motor / generador ISG, mientras que los otros dos motores atacan directamente a las ruedas delanteras, realizando la función de vectorización del par. Así, en modo híbrido el Asterión es de tracción a las cuatro ruedas, mientras que en modo eléctrico se transforma en un apacible tracción delantera.

Lamborghini Asterión LPI 910-4

Diseño de un superdeportivo híbrido enchufable

Uno de los grandes misterios en torno al Lamborghini Asterión LPI 910-4 consistía en su diseño. ¿Cómo se muestra un superdeportivo híbrido enchufable según la filosofía Lamborghini? El Centro Stile de Lamborghini ha buscado en las curvas y la sensualidad, y también en contadas aristas, la emoción con la que quería dotar al Asterión.

Tal y como nos cuentan desde Sant'Agata Bolognese, el resultado es un cuerpo al que las luces y las sombras le enfatizan las formas, resaltando una musculatura que en los últimos tiempos había sucumbido en Lamborghini a la fuerza de los ángulos y las aristas. No es que sea un Miura, pero es capaz de emocionar.

El frontal es prominente y realza los materiales empleados, como la fibra de carbono y el titanio. Las tomas de aire incorporan un sistema de refrigeración que se vale de una doble parrilla novedosa en Lamborghini: una parrilla de metal y otra de titanio que se enclavan, mostrando una combinación de formas de Y y hexágonos insólita en la marca.

Lamborghini Asterión LPI 910-4

La trasera es toda una oda a la superdeportividad del Asterión, con una parrilla que cubre dos radiadores y una separación muy evidente entre las zonas de color Azul Elektra y las partes en negro. La cubierta del motor es transparente, y forma tres hexágonos que dejan ver la tecnología híbrida que aloja el grupo motopropulsor.

En las ruedas, las llantas de 20 y 21 pulgadas calzadas con neumáticos Pirelli se visten de carbono y realzan la presencia del Asterión. Y el conjunto lateral se completa con unas grandes puertas de apertura batiente que abren el paso a un interior espacioso y ergonómico, caracterizado por una posición de conducción que se vale de un pilar A algo vertical para conseguir una mayor comodidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio