Compartir
Publicidad

Toyota se suma a las amenazas de la industria ante un Brexit duro: dejará el mercado británico en 2023

Toyota se suma a las amenazas de la industria ante un Brexit duro: dejará el mercado británico en 2023
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Toyota acaba de unirse a Ford y a Honda en un intento desesperado por llamar la atención acerca de lo que consideran que será el Brexit duro para la industria: un desastre. Según ha informado la cabecera Nikkei Asian Review, Toyota ha anunciado que dejará el mercado británico en 2023 si el caótico divorcio con la Unión Europea termina en un callejón sin salida.

"Si no somos competitivos, no podemos competir"

Brexit Foto: Wikimedia/Ilovetheeu.

Tal y como ha sugerido el CEO de Toyota Europa, Johan van Zyl, durante el Salón de Ginebra, se verán obligados a irse del Reino Unido "si el entorno comercial se vuelve muy, muy difícil de operar", aunque también puso sobre la mesa opciones menos drásticas como reducir la producción o la inversión.

Toyota emplea a un total de 3.200 personas en su planta de automóviles de Burnaston en el centro de Inglaterra y en su fábrica de motores en Deeside, Gales. Es precisamente en Burnaston donde la marca fabrica el Corolla; en caso de una salida del mercado europeo, Toyota esperaría al próximo lavado de cara del modelo para dejar Reino Unido.

Y es que las plantas británicas de Toyota obtienen aproximadamente la mitad de sus componentes de otros países de la Unión Europea y Turquía, y una imposición de aranceles y controles aduaneros supondría un duro golpe.

Pasar del actual régimen de arancel cero al 10 % de impuestos establecido por las reglas de la Organización Mundial del Comercio en ausencia de un acuerdo comercial, se reducirían las ganancias, haciendo que la producción del Reino Unido sea "muy difícil", según el jefe de Toyota Europa.

Otra de las preocupaciones de los fabricantes son las homologaciones. Si los cientos de homologaciones ya otorgadas por la autoridades europeas dejan de ser válidas en Reino Unido y viceversa, la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) ha vaticinado "caos en el mercado" y exportaciones bloqueadas a ambos lados del Canal.

Calculan que sin una continuidad legal, los fabricantes de automóviles podrían enfrentar costos de aproximadamente 450.000 a 600.000 euros por modelo para duplicar las homologaciones.

Otro de los puntos que preocupa a la industria es el control de aduanas, que ha de seguir un proceso simplificado y rápido y debe evitar costos innecesarios por vehículo para evitar un descenso de la productividad.

"Si no somos competitivos, no podemos competir", ha sentenciado el jefe de la firma nipona en Europa. Por el momento, Toyota ha almacenado 'provisiones' para tres días en caso de problemas de logística ante un Brexit duro, pero más allá de ese plazo de tiempo no saben qué ocurrirá.

London 1932154 960 720

La salida del Reino Unido de la Unión Europea está prevista para el viernes 29 de marzo, y a día de hoy la primera ministra británica, Theresa May, no ha conseguido convencer ni a los suyos ni al Ejecutivo europeo de su plan.

Los diputados británicos votarán aprobar o despachar el revisado Brexit de May el próximo martes 12 de marzo.

Mientras tanto, Ford ha anunciado su intención de cerrar sus factorías en el Reino Unido en caso de Brexit duro mientras que Honda confirmó en febrero que cerrará la planta de Swindon, la única de Honda en Europa, ante una salida sin acuerdo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio