Publicidad

Toyota detecta airbags defectuosos y llama a revisión a más de tres millones de coches en EEUU

Toyota detecta airbags defectuosos y llama a revisión a más de tres millones de coches en EEUU
5 comentarios

Las llamadas a revisión son muy frecuentes en la industria automotriz, aunque no suelen afectar a un número demasiado elevado de unidades si no se trata de casos tan importantes como el de los airbags Takata. Esta vez, la arruinada compañía japonesa ha tenido que ver en una de las dos últimas llamadas a revisión voluntarias de Toyota en Estados Unidos.

Una de ellas afecta a 2,9 millones de modelos Corolla, Matrix y Avalon, cuyos airbags y pretensores de los cinturones de seguridad no funcionan correctamente. La otra afecta a 139.000 unidades de modelos más antiguos Toyota RAV4 y Celica que equipan airbags fabricados por Takata que no se despliegan en el asiento del conductor.

Takata 'ataca' de nuevo

La llamada a revisión que afecta a casi tres millones de vehículos en Estados Unidos fue divulgada hace dos días por la firma japonesa y afecta a modelos Corolla de los años 2011-2019; modelos Matrix de 2011-2013; modelos Avalon de 2012-2018 y su variante híbrida de 2013-218.

Según explica Toyota, los vehículos afectados pueden estar equipados con una unidad de control electrónico (ECU) de un proveedor específico diseñado para recibir señales de sensores de choque y desplegar los airbags y los pretensores del cinturón de seguridad.

Es posible que la ECU no tenga la protección adecuada contra ciertos ruidos eléctricos que pueden ocurrir en algunos choques, lo que puede conducir a un despliegue incompleto de los airbags y/o de los pretensores de los cinturones de seguridad, aumentado el riesgo de lesiones durante el choque.

Toyota ofrece la instalación de un filtro de ruido entre el módulo de control del airbag y el cableado, en caso de ser necesario.

La otra llamada a revisión afecta a casi 140.000 Toyota RAV4 fabricados entre el año 1998-200, RAV4 EV de 1998-1999 y Celica de 1997-1998.

Los vehículos sujetos a revisión están equipados con una bolsa de aire delantera para el conductor que monta un inflador fabricado por Takata. Según la información proporcionada por Takata, el airbag puede no desplegarse correctamente. Esto podría provocar una ruptura del inflador.

Toyota tiene otra llamada a revisión activada en Estados Unidos y relativa a un posible fallo de la bomba de combustible de baja presión, ubicada dentro del depósito.

Así, el fabricante inspeccionará 695.541 unidades de los modelos 4Runner, Highlander, Camry, Land Cruiser, Sequoia, Sienna, Tacoma, Avalon, Corolla y Tundra de la marca Toyota y los Lexus RC 300, RC 350, GS 350, GX 460, IS 300, LC 500, LS 500, LX 570, RX 350, NX 300, ES 350, y GS 200T.

En Motorpasión | Coches, conectividad y hackers. ¿Por qué la seguridad ya no está sólo en los airbags?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios