Publicidad

Tesla estaría desarrollando sus propias celdas de batería para que la fabricación de sus coches eléctricos no dependa de terceros

Tesla estaría desarrollando sus propias celdas de batería para que la fabricación de sus coches eléctricos no dependa de terceros
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las baterías son la pieza clave en la fabricación de los coches eléctricos. Tienen la misma importancia estratégica para los fabricantes en un coche eléctrico que el motor en un coche de combustión interna. Y todos los fabricantes se apoyan en proveedores externos para ello, ya LG Chem, Panasonic, CATL o A123 por citar algunos. Tesla, que tiene un acuerdo con Panasonic desde 2014, se estaría preparando para fabricar sus propias celdas de baterías, limitando así su dependencia de actores externos a la compañía.

Fabricar sus propias baterías permitiría a la compañía proponer coches más eficientes a un precio inferior sin tener que pagar derechos o compartir información con terceros, en este caso con Panasonic. Y es que la baterías es el componente más caro y que al final determina en mayor medida el precio del coche, según recuerdan los analistas de IHS Markit.

Tesla Model 3

Fabricar sus propias baterías permitiría también a Elon Musk completar la integración vertical que desea para su empresa (que Tesla fabrique todo lo que vende, sin casi proveedores), sin embargo es una tarea complicada para una empresa que ha implementado recientemente medidas de reducción de costes y en la que el máximo dirigente advierte que en menos de un año podrían quedarse sin fondos.

Tesla desarrolla sus propias baterías y su proceso de fabricación

Tesal Fremont

Aun así, según empleados con los que ha hablado CNBC, Tesla tiene a un grupo de ingenieros desarrollando prototipos de celdas de batería en un laboratorio a pocos minutos de su factoría de Fremont, California. El trabajo que allí se realiza se centraría en una nueva generación de baterías de iones de litio así como en las herramientas y procesos de fabricación que permitirían una producción en gran volumen.

De momento, Tesla no va a romper sus acuerdos con Panasonic, con quién posee de forma conjunta la Gigafactoría de Nevada, ni LG Chem, que será uno de los proveedores para el Model 3 de fabricación china para el mercado local. Y aunque en Tesla reconocen que quieren “ser los maestros de su destino, tecnológicamente hablando”, Elon Musk todavía no quiere desvelar los planes de futuro, incluyendo el por qué de la compra del fabricante de baterías Maxwell.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir