Publicidad

La start-up china SVOLT planea abrir una factoría de baterias para coches eléctricos en Europa en 2020

La start-up china SVOLT planea abrir una factoría de baterias para coches eléctricos en Europa en 2020
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Europa se ha quedado atrás en fabricación de baterías de coches eléctricos, aunque poco a poco se va despertando de su letargo, con iniciativas como la de Northvolt, Daimler o PSA y SAFT. Pronto, Europa debería contar con un nuevo fabricante de baterías para coches eléctricos, SVOLT Energy Technology.

Esta empresa, una reciente escisión del fabricante chino Great Wall, planea levantar una base en un país europeo, aún por determinar, su base de operaciones con un centro de investigación, una factoría de celdas para baterías de coches con una capacidad inicial de 20 GWh.

SVOLT invertiría 2.000 millones de euros, según ha explicado Yang Hongxin, director general de SVOLT, a Reuters. Aun así, la compañía pretende levantar 145 millones de dólares en una nueva ronda de inversores, pero deberá conseguir más fondos para poder iniciar la construcción de su factoría prevista para la segunda mitad de 2020, con una producción de baterías que comenzaría en 2022.

Inicialmente, la capacidad sería de 20 GWh, pero tienen previsto ir hasta los 24 GWh en 2025. Los primeros clientes de SVOLT podrían, según Cao Fubiao, miembro del comité ejecutivo, la propia Great Wall así como “fabricantes alemanes y franceses”, aunque Fubiao no ha querido aclarar más.

La factoría europea sería así la segunda de SVOLT, que actualmente está construyendo su primer centro de producción en Changzhou (China), con una capacidad inicial de 12 GWh pero para la cual prevén a término una capacidad de 70 GWh.

El anuncio de SVOLT llega en un momento en el que la industria del automóvil europea es cada vez más dependiente de los fabricantes asiáticos de baterías. Contemporary Amperex Technology Co. Ltd (CATL) está construyendo una factoría de 14 GWh en Alemania para poder abastecer así a BMW. CATL también es uno de los proveedores estratégicos del grupo Volkswagen, junto con las coreanas SK Innovation, LG Chem y Samsung, así como la única europea Northvolt.

La burbuja china del coche eléctrico

SVOLT burbuja china coche eléctrico

Pero la voluntad de los fabricantes chinos de salir a los mercados exteriores responde también a una necesidad doméstica. Y es que China está sufriendo una burbuja de 18.000 millones de dólares del coche eléctrico que podría explotar en cualquier momento. China tiene 500 start-ups de coches eléctricos que en teoría podrían producir 20 millones de unidades al año.

Las autoridades chinas consideran que es demasiado -tiene como objetivo ventas de dos millones de unidades en 2019- y no darán licencia de fabricante a las que demuestren que han invertido al menos 580 millones de dólares en los últimos años y que no hayan vendido al menos 15.000 coches 100 % eléctricos en los últimos dos años, entre otras condiciones. Es decir, China quiere que todo aquel que no sea realmente un fabricante con una cierta solidez desaparezca del mapa.

Y eso también tiene un impacto en los fabricantes de baterías que ven como,por una parte, sus posibles clientes en el mercado doméstico se puede reducir y, por otra parte, podrían también perder su licencia de fabricantes. Los fabricantes de batería, como SVOLT, ven en el plan Made in China 2025 la tabla de salvación que les permita superar la burbuja china del coche eléctrico.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir