SEAT ya puede elegir entre tres localizaciones para instalar su esperada fábrica de baterías, y dos están en Cataluña

SEAT ya puede elegir entre tres localizaciones para instalar su esperada fábrica de baterías, y dos están en Cataluña
59 comentarios

Según ha publicado la agencia de noticias Reuters, el Gobierno catalán ha ofrecido a SEAT "al menos" dos localizaciones para que elija dónde levantar la esperada fábrica de baterías para coches eléctricos que se construirá en España junto a Iberdrola.

También Aragón ha entrado en el juego, proponiendo un posible lugar para la planta. En juego, una jugosa partida de 4.300 millones de euros procedentes de los fondos de ayuda para la recuperación de la UE.

Martorell

Según fuentes de Reuters, la Generalitat de Cataluña ha ofrecido a SEAT "una gran extensión de terreno de propiedad pública alrededor de Lleida", así como terrenos en Tarragona.

A SEAT también se le ha ofrecido un terreno en Huesca, pero de momento no hay nada decidido.

Son todas ubicaciones estratégicas que permitirían conectar la planta de Martorell (en Barcelona) con la de Volkswagen en Navarra, de forma que las baterías fabricadas puedan llegar de forma eficiente hasta los coches eléctricos que se fabriquen.

El objetivo es producir más de 500.000 coches eléctricos urbanos al año en Martorell, pero el conglomerado alemán ha supeditado los planes de transformación de la planta, al igual que la construcción de la primera fábrica de baterías para coches eléctricos en España, a los fondos europeos de recuperación Next Generation que pueda conseguir para financiar parcialmente el desarrollo.

Casi 70.000 millones de euros de fondos europeos de recuperación, para España

Seat

En agosto, la Comisión Europea anunció que ya había enviado 9.000 millones de euros a España procedentes de los fondos de recuperación de la pandemia, lo que equivale al 13% de la asignación financiera del país en el marco del Fondo de Recuperación y Resiliencia.

Se espera que a finales de año España reciba otros 10.000 millones, hasta llegar a un total del 69.500 millones de euros, que consisten íntegramente en subvenciones, durante la vigencia de su plan.

Unos fondos que deben ir destinados a asegurar una transición verde, y la cohesión social, y que solo se irán liberando si el Gobierno demuestra cada seis meses que cumple con los requisitos de Bruselas.

Los objetivos del Gobierno de Pedro Sánchez pasan por llegar a una flota de al menos 250.000 vehículos eléctricos en 2023 y más de 100.000 puntos de recarga.

En Motorpasión | El software supondrá el 90% de la innovación en los coches, y la crisis de los chips es solo un anticipo de lo que nos espera

Temas
Inicio