Retrofit para furgonetas y pickups: Magna presenta un eje trasero con motor eléctrico integrado

Retrofit para furgonetas y pickups: Magna presenta un eje trasero con motor eléctrico integrado
13 comentarios

Los vehículos industriales ligros y comerciales no son ajenos a la electrificación. Ya existen varios furgonetas 100 % eléctricas en el mercado así como híbridos enchufables, como las Ford Transit Custom y Tourneo Custom. Y diferentes fabricantes preparan sus respectivas pickups eléctricas para los próximos años, como la Rivian R1T o Tesla y su Cybertruck.

Pero muchos consideran que en un futuro eléctrico no todo serán coches nuevos, el retrofit tendrá un papel muy importante, siendo Renault su mayor abogado. Ahora se le une el fabricante Magna con su propuesta de eje motriz eléctrico para furgonetas y pickups, llamada eBeam.

El eBeam es un eje rígido, como encontramos en multitud de furgonetas y vehículos industriales, que alberga uno o dos motores eléctricos colocados en su centro, con la posibilidad de equipar un motor adicional en el eje delantero y disponer así de tracción integral. Y, básicamente, eso es todo.

No tiene mucho misterio, pero es importante porque este eje electrificado está diseñado para adaptarse sin dificultad justo donde iría un eje trasero rígido en un modelo de combustión interna, conservado los frenos y las suspensiones originales del modelo.

Fácil adaptación y hasta 340 CV de potencia

Magna eBeam Ford F-150
La futura Ford F-150 eléctrica podría ser uno de los modelos en equipar el eBeam de Magna.

Este eBeam puede equipar cualquier furgoneta, furgón o pickup de eje trasero rígido. La idea es que se pueda crear una versión completamente eléctrica de una pickup o furgoneta existente de forma rápida y sencilla. Lo único que no proveería Magna serían las baterías. Aun así, disponer de un motor con su eje listo para montar sin necesidad de rediseñar el chasis o de adaptación alguna, reduciría notablemente el coste del retrofit.

Magna asegura que el eBeam puede entregar entre 150 kW (204 CV) y 250 kW (340 CV) en tres configuraciones. La primera y más sencilla es la de un motor único, asociado a un “cambio” de una a dos marchas.

La segunda posibilidad es la de un eBeam con dos motores y reparto vectorial de par (una opción ideal para las pickups más deportivas). Y la tercera configuración permite sustituir o añadir la tracción integral al vehículo, con un motor en el eje delantero. En todos los casos, el eBeam viene con su software de control de los motores.

Magna no ha desvelado si algún fabricante de automóviles ha decidido usar el eBeam y, de manera similar, ningún fabricante de automóviles ha dicho nada sobre trabajar con Magna.

Y es que esta propuesta de Magna no es para particulares sino para empresas, ya sean fabricantes (Ford podría usarlo en su Ford F-150 eléctrica actualmente en desarrollo) o bien entidades con grandes flotas que podrían adaptar sus vehículos actuales a un sistema híbrido o 100 % eléctrico.

Para estas empresas el coste es siempre primordial y una solución de retrofit podría así ser más económica que renovar la flota con modelos totalmente nuevos. Así, el potencial de los ejes eléctricos de fácil adaptación es enorme de cara a una electrificación más rápida de los vehículos industriales.

En Motorpasión | Probamos el Hyundai Kona Eléctrico, sus 204 CV y autonomía real de 440 km demuestran que hay vida más allá de Tesla

Temas
Inicio