¿Qué histeria colectiva? Un grupo de conductores británicos se pone a seguir a una hormigonera pensando que llevaba gasolina

¿Qué histeria colectiva? Un grupo de conductores británicos se pone a seguir a una hormigonera pensando que llevaba gasolina
10 comentarios

"Podrías haber parado y habernos dicho que no eras un camión cisterna de gasolina". Así termina una -pero probablemente no la última- de las mejores historias que nos ha dejado hasta la fecha la crisis que vive Reino Unido en torno al suministro de gasolina.

La desesperación por llenar los depósitos de sus coches llevó a un grupo de británicos a seguir a un camión que transportaba 44 toneladas de cemento a una obra. Cuando el conductor llegó a su destino, se encontró con una larga fila de coches que le estaban esperando.

Una conducta peligrosa

"No me di cuenta inicialmente, pero luego en la autovía noté que nadie me estaba adelantando y vi una hilera de unos 20 coches detrás de mí", explica el conductor del camión a la BBC.

Fue en la autopista A43 cuando se dio cuenta de que le estaban siguiendo: giró a la izquierda y una hilera de coches hicieron lo propio. No era casualidad, pensaban que se trataba de un camión cisterna que transportaba el escaso combustible a las estaciones de servicio.

Cuando el conductor llegó a su destino, varios de los vehículos que tenía detrás comenzaron a pitarle; pensando que algo iba mal bajó del camión y fue cuando le preguntaron que a qué gasolinera iba.

Puede resultar bastante cómico pero la situación es grave: los británicos están pasando de acaparar combustible a pelearse violentamente por él en las estaciones de servicio e incluso, como hemos visto, a perseguir a posibles camiones cisterna, con el peligro que eso entraña.

El problema no es la falta de combustible, sino de camioneros que lo transporten. Por eso el Gobierno británico ha decidido recurrir de forma temporal al Ejército para que surtan a las colapsadas estaciones de servicio.

Estas presiones en la cadena de suministro, dice el Ejecutivo, nada tienen que ver con el Brexit, sino con "la pandemia y la recuperación de la economía mundial en todo el mundo".

La solución del primer ministro es emitir 5.000 visas temporales para que conductores extranjeros pongan fin a la crisis con su mano de obra. De momento solo se han recibido 127 peticiones de camioneros que estén dispuestos a trabajar en el Reino Unido.

Foto | Esti Barnes

Temas
Inicio