Una nueva amenaza acecha a la fabricación de coches: Europa podría quedarse sin magnesio a finales de noviembre

Una nueva amenaza acecha a la fabricación de coches: Europa podría quedarse sin magnesio a finales de noviembre
6 comentarios

Con China en el epicentro de las tensiones comerciales a nivel global, la industria automotriz capea como puede la sucesión de crisis logísticas y de suministro que se le presenta. La última, una escasez del magnesio que viene de China, una materia prima clave para la producción de aluminio.

En este escenario, el 95 % del aluminio que utiliza la UE proviene de China, un país que atraviesa una grave crisis energética. Y los pronósticos no son buenos.

Precios desorbitados y dependencia total de China

Coches

El incremento del precio de materias primas, como metales férreos y no férreos, materiales poliméricos o productos químicos son algunas de las nuevas amenazas que planean sobre la industria.

La más reciente es el agotamiento en Europa y Estados Unidos de las reservas de magnesio, necesario para la producción del aluminio, antes de que termine 2021.

El 95 % del magnesio usado en Europa proviene de China. Y el país asiático ha decidido limitar sus exportaciones de magnesio, tal y como ya hizo a mediados de año con el acero, para frenar el consumo de energía.

Por el momento, compañías como Stellantis o BMW dicen que no ven un problema inminente con los suministros, de acuerdo a Reuters, mientras que desde Volkswagen no se atreven a pronosticar si esta escasez será mayor que la de semiconductores.

La alemana ZF, que utiliza magnesio para cajas de cambios y volantes, ha dicho a Reuters que está buscando nuevas fuentes de magnesio en otros países.

Pero a finales de octubre, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) advirtió de las consecuencias de que la escasez de magnesio se agrave:

"Sin una acción urgente por parte de la Unión Europea, este problema amenazará a miles de empresas en toda Europa, a todas sus cadenas de suministro y a los millones de puestos de trabajo que dependen de ellas".
Magnesium
Foto: Maral10.

Según datos de la ACEA, la actual escasez de suministro chino ya ha dado lugar a precios récord y distorsiones en la cadena de suministro a nivel global.

Las importaciones de magnesio se cotizan a precios desorbitados, de alrededor de 10.000 a 14.000 dólares la tonelada métrica, en comparación con los 2.000 dólares de principios de este año.

Los pronósticos no son amables, y según la ACEA se espera que Europa se quede sin existencias de magnesio a finales de noviembre, con escasez de producción, cierres de empresas y la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

El magnesio es el octavo elemento en abundancia en la corteza terrestre y el tercero más abundante disuelto en el mar, pero ha de ser producido a partir de las sales de magnesio para poder ser utilizado como aleación.

El óxido de magnesio se utilizar para la producción de hierro, aluminio y acero, metales no férreos, cristal o cemento, por lo que se trata de una materia prima clave en la industria automotriz.

De momento los fabricantes no parecen estar excesivamente preocupados por ahora, pero de alargarse la situación podría suponer un nuevo revés al ya maltrecho ritmo de fabricación de coches. Sobre todo si China decide priorizar su industria una vez tenga controlada la crisis energética que está sufriendo.

Según explican desde la cabecera alemana DW, la Comisión Europea ha iniciado conversaciones con los chinos "para abordar la escasez inmediata" y asegura estar "evaluando soluciones a largo plazo para abordar esta dependencia estratégica".

En Motorpasión | La industria está matando el coche urbano: por qué cada vez vemos menos SEAT Ibiza y Renault Clio nuevos

Temas
Inicio