No tengo la etiqueta de la DGT en el coche para entrar en las ZBE: cómo la consigo y dónde la pongo para evitar multas

No tengo la etiqueta de la DGT en el coche para entrar en las ZBE: cómo la consigo y dónde la pongo para evitar multas
17 comentarios

Este 2023, un total de 149 municipios españoles tienen que contar obligatoriamente con una Zona de Bajas Emisiones. A grandes rasgos, éstas deben limitar el acceso y circulación a los coches y vehículos más contaminantes tal y como recoge la recién llegada normativa que las regula.

Y en España esto lo define su clasificación medioambiental, es decir las etiquetas de la DGT.

Por tanto, este año portar esta pegatina en el parabrisas puede pasar a ser obligatorio en muchas ciudades. Hasta el momento solo lo es en Madrid aunque no en Barcelona, dos urbes que llevan tiempo con sus ZBE activa.

¿Cuál corresponde a mi coche? ¿Dónde se compra y cuánto cuesta? ¿Me pueden multar por no llevarla o por colocarla mal? Te respondemos.

Cuatro distintivos, cinco clasificaciones

Etiquetas DGT

En total son cinco las clases que distingue la DGT en la distribución medioambiental: sin etiqueta o los distintivos B, C, ECO y CERO. Para los coches y vehículos de combustión, la clasificación se define por la norma Euro del motor del mismo. Y luego para los alternativos, por tipo de mecánica o por su autonomía eléctrica.

En los coches la categorización es la siguiente:

Sin etiqueta. Los gasolina Euro 1 y Euro 2, normalmente matriculados antes de 2000. Los diésel Euro 1, Euro 2 y Euro 3, usualmente matriculados antes de 2006.

Etiqueta B. Los gasolina Euro 3, normalmente matriculados desde el año 2000. Los diésel Euro 4 y Euro 5, usualmente matriculados desde 2006.

Etiqueta C. Los gasolina Euro 4, Euro 5 y Euro 6, normalmente matriculados desde 2006. Los diésel Euro 6, usualmente matriculados desde 2014.

ECO. Híbridos (incluyendo los mild-hybrid), de gas (GLP y GNC) e híbridos no  enchufables cuya autonomía eléctrica sea menor a 40 km. En todo caso, su motor de combustión, ya sea gasolina o diésel, debe cumplir los criterios del distintivo C.

CERO. Eléctricos puros de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida, eléctricos de pila de combustible de hidrógeno e híbridos enchufables cuya autonomía eléctrica sea igual o mayor a 40 km.

Hay que tener en cuenta que, para los térmicos (que son los que tienen las papeletas para sufrir las restricciones en las ZBE), lo importante es la norma Euro de su mecánica. La fecha de matriculación solo es orientativa.

¿Cómo puedo saber qué etiqueta le corresponde a mi coche? La DGT dispone de una herramienta para comprobarlo rápidamente mediante la matrícula del coche. Aunque esto también puedes hacerlo en varias de las plataformas que comercializan los distintivos.

¿Dónde se pueden comprar las etiquetas medioambientales?

Oficina de Correos

Hay varias formas de adquirir el distintivo medioambiental de la DGT, de las cuales algunas permiten hacerlo online, lo que es más cómodo ya que la compras por Internet y te la llevan a casa. Eso sí, siempre te solicitarán cierta documentación que debes adjuntar para poder hacer efectiva la compra.

Correos. De forma presencial en cualquier oficina de Correos, que te la darán al momento. Debes presentar el DNI y el permiso de circulación. Pero también online desde la web de Correos: en este caso deberemos introducir la matrícula, el DNI y adjuntar una foto del DNI y del permiso de circulación.

DGT. Tráfico también tiene habilitada una plataforma online para comercializar las etiquetas. También nos obligará a meter la matrícula y a adjuntar tanto el DNI como el permiso de circulación, aunque estos dos documentos asimismo pueden enviarse más tarde por correo electrónico si no disponemos de los archivos en el momento de la compra.

Ideauto. El Instituto de Estudios de Automoción igualmente dispone de una plataforma online para comprar la etiqueta medioambiental. De nuevo deberemos introducir la matrícula, luego nos solicitarán nuestros datos (nombre, dirección, teléfono y mail), así como adjuntar tanto una foto de DNI como del permiso de circulación.

Talleres. De forma presencial puedes solicitarla en el taller, aunque no todos ofrecen esta posibilidad: solo los que pertenezcan a la Confederación Española de talleres (CETRAA) que además han de haber solicitado previamente en este servicio.

Ganvam. En el caso de que el coche pertenezca a una flota (empresas, compañías de alquiler etc.) el distintivo se puede comprar en la tienda online de la Asociación Nacional de Vendedores de Automóviles, Camiones y Motocicletas. Aunque para ello hay que estar previamente registrado.

¿Cuánto cuesta la etiqueta de la DGT?

Su precio unitario es de 5 euros, aunque si las compramos por Internet se sumarán los gastos de envío, que varían según entidad.

  • Correos: 5 euros, en las oficinas; 6,3 euros si la compramos en la web.
  • Web de la DGT: 6,5 euros.
  • Ideauto: 6,5 euros.

¿Cómo y dónde hay que colocar la pegatina?

No hay un lugar específico obligatorio para ello como sí ocurre con la de la ITV. No obstante, la DGT especifica que:

El distintivo debe ir adherido en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, si se dispone de él. En su defecto (en el caso de motocicletas), en cualquier sitio visible del vehículo.

A fin de cuentas el distintivo debe poder captarse rápidamente por los agentes de tráfico, cámaras u otros dispositivos de vigilancia, por lo que en un coche o furgoneta, la luna delantera es su lugar.

Pero ningún caso debe colocarse en un lugar que interfiera la visión del conductor, pues esto se multa con 80 euros siendo una infracción leve como se recoge en el Codificado de Sanciones de Tráfico. Lo que significa además que tendremos que quitar la pegatina y comprar una nueva.

¿Me pueden multar por no llevar la pegatina?

Multa de tráfico

La DGT no lo sanciona de momento, entre otras cosas porque no es obligatorio llevar esta pegatina a nivel nacional. No obstante, hay administraciones locales que sí lo han hecho obligatorio y por tanto se sanciona si no se porta el distintivo medioambiental.

De momento solo lo es Madrid, siendo la multa de 100 euros y estando tipificada como infracción leve en la ordenanza municipal.

Por el contrario, en Barcelona no es obligatorio pese a que toda la ciudad y parte de su área metropolitana es una ZBE vetada a los sin etiqueta. No obstante el Ayuntamiento recomienda llevarla, ya que un agente podría pararnos para comprobar la documentación y si se aplica a nuestro coche o no la restricción de acceso

Y dado que este 2023 se estrenarán muchas ZBE, es posible que otros consistorios lo hagan obligatorio y sancionen a los que no la lleven.

Temas