Publicidad

Las matriculaciones de autocaravanas se desploman en marzo y abril, a la espera de remontar en verano

Las matriculaciones de autocaravanas se desploman en marzo y abril, a la espera de remontar en verano
Sin comentarios

El sector del del caravaning, como era lógico, no se ha librado de las negativas consecuencias comerciales causadas por la crisis sanitaria del coronavirus. Las matriculaciones de autocaravanas, campers y caravanas nuevas se hundieron en abril hasta las 52 unidades, un 96,7% menos interanual, en consonancia con las cifras de ventas de coches.

Si en abril de 2019 se firmó un dato histórico en términos positivos al registrar 1.577 matriculaciones de estos vehículos, el mismo mes en 2020 pasará a la historia negativamente al matricularse un total de 33 autocaravanas y campers (-97,2%) y 19 caravanas (-95,1%), según las cifras de la Asociación de la Industria y Comercio del Caravaning (ASEICAR) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM).

Para poder explicar los datos de abril, no obstante, hay que tener en cuenta que los concesionarios permanecieron cerrados durante todo el pasado mes debido al estado de alarma decretado por el Gobierno para contener la expansión del COVID-19.

Una situación precedida por un mes de marzo en el que ya el cierre de los establecimientos de venta tras la primera quincena provocó una severa caída de las matriculaciones, de casi un 47%.

Autocaravana

Por entonces, número de matriculaciones de autocaravanas y campers descendió en 285 ejemplares con respecto a marzo de 2019 (892 unidades a 607), mientras que la caída en caravanas nuevas fue de 137 vehículos.

El confinamiento quedó además patente en abril en el mercado de vehículos usados, con una caída de 927 autocaravanas y 533 caravanas respecto a 2019.

Unos guarimos que, en definitiva, han parado en seco el infatigable crecimiento experimentado por el sector del caravaning desde 2013 hasta 2019, cuando logró su récord histórico con 8.903 ventas, un incremento de un 19,2% respecto a 2018.

El caravaning ya juega su gran baza: el verano

Autocaravana 2

A pesar de ello, el verano podría ser una buena ocasión para amortiguar la caída de ventas y comenzar a recuperar la senda del crecimiento.

Falta de un mes para el cambio de estación, y las múltiples incógnitas sobre cómo se podrá desarrollar el periodo vacacional siguen imperando.

Los hoteles y alojamientos turísticos abrirán sus puertas una vez entre en vigor la fase 1 del plan de desescalada del Gobierno, aunque lo harán con ciertas restricciones, como vetar el tránsito por las zonas comunes y mantener los restaurantes cerrados, entre otras.

Una vez entremos en la 'nueva normalidad', tal y como bautizó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al periodo que se abrirá una vez superemos la fase 3 de la desescalada, algo que está previsto para el 22 de junio si la evolución de la pandemia lo permite en cada territorio, se permitirán los desplazamientos interprovinciales y aquí es cuando el caravaning pretende postularse como una alternativa interesante a los diversos alojamientos turísticos.

En palabras de ASEICAR, "se trata del sector turístico que mejor puede garantizar las medidas sanitarias y sociales de distanciamiento e higiene al tratarse de un 'vehículo-vivienda' particular e independiente".

Autocaravana 5 Interior

Pero la asociación española de la industria y comercio del caravaning no solo confía en que este hecho pueda ayudar al repunte de las matriculaciones, sino también los alquileres de estos vehículos.

Para ello, ASEICAR está trabajando en el desarrollo del denominado sello 'Caravaning Anti Covid', un distintivo similar al de Faconanuto para los concesionarios, con el que sus empresas asociadas pueden optar a un distintivo que garantiza que estas han llevado a cabo las "medidas sanitarias oportunas para garantizar la seguridad de sus clientes tanto en la venta como en el alquiler de sus vehículos", afirma la organización.

La limpieza de vehículos tanto externa como internamente mediante procedimiento de ozono/peróxido de hidrógeno, un protocolo higiénico-sanitario específico para el personal de la empresas del caravaning y clientes, y el control de temperatura a la entrada para trabajadores y clientes, son las medidas que propone el sector "cuando se produzca el levantamiento del estado de alarma".

De esta forma, ASEICAR pretende poder revertir una dura caída del sector en los últimos dos meses aprovechando un periodo, el verano, en el que hay depositadas grandes esperanzas a tenor de lo acontecido el año pasado: "La demanda de autocaravanas y campers de alquiler superó a la oferta provocando que fuese prácticamente imposible encontrar un vehículo disponible", tal y como concluye la asociación.

En Motorpasión | Nueve furgonetas camper que demuestran que hay vida más allá de la Volkswagen California | Las adoras o las odias. Aquí están las ventajas e inconvenientes de las autocaravanas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios