Compartir
Publicidad
Publicidad
Las adoras o las odias. Aquí están las ventajas e inconvenientes de las autocaravanas
Otros

Las adoras o las odias. Aquí están las ventajas e inconvenientes de las autocaravanas

Publicidad
Publicidad

Volvemos al ataque con las autocaravanas después de la guía de compra para novatos en el mundo de las autocaravanas. En esta ocasión vamos a hablar de qué nos aporta este tipo de vehículos y también los inconvenientes que acarrea, porque no todo puede ser bueno.

Si el artículo anterior podía dar pie a un acercamiento a este mundillo, éste puede suponer el empujón definitivo o todo lo contrario, porque hay una cosa muy importante que debemos tener en cuenta: las autocaravanas son para los que les gustan. Puede perecer más que obvio, pero es algo que si lo pruebas y no te gusta, es mejor no forzar las cosas y dejarlo para los que de verdad lo disfrutan.

Y es que, si nos ponemos a enumerar ventajas e inconvenientes la lista de los segundos puede ser mucho mayor. Y esto puede acentuarse hasta límites insospechados si directamente el camping y la autocaravana no es lo tuyo.

Img5

Qué te aporta una autocaravana

Libertad. Sí, suena a tópico pero es así. Con una autocaravana la organización de las vacaciones es muy diferente, mucho más elástica. Es cierto que resulta recomendable reservar plaza si piensas ir a un camping concreto, pero no eres un esclavo de los horarios como puede pasarte en el típico viaje de avión-hotel-excursiones organizadas.

Tú decides los horarios y la ruta, incluso tienes la flexibilidad de cambiarlos sobre la marcha, recuerda que es fácil encontrar un sitio donde pernoctar (y parece que cada vez más), llevas la casa a cuestas. Aunque lo ideal es dormir en campings, acampadas o aparcamientos específicos para estos vehículos. ¿Por qué? Por comodidad (hay diferentes servicios como agua, luz, wáter químico para vaciar el depósito de aguas sucias, etc.) y también por seguridad.

Esta libertad conlleva tranquilidad, si no hay horarios no hay prisas, puedes disfrutar del paisaje, de los pueblos por los que pasas… en definitiva, puedes tomarte el propio viaje como lo que es, como parte de las vacaciones y no sólo como un mero trámite para ir de A a B. Adiós al estrés, adiós a las prisas, adiós a los horarios e incluso adiós al reloj.

Autocaravana Islandia

Es una forma de hacer turismo diferente que te permite no sólo conocer las zonas más populares, también lugares alejados de los recorridos turísticos pero no por ello menos bellos. Además te acerca más a las costumbres de las diferentes regiones que visitas y también a las personas. Es un turismo más humano.

Y ya que hablamos de relaciones personales no podemos obviar el hecho de que al viajar en autocaravana estamos encerrados con más personas en un pequeño espacio durante muchas horas. Es una forma genial para viajar en familia o con amigos, aunque viajar con colegas suelen ser casos puntuales y con autocaravanas alquiladas. Es un vehículo muy familiar que permite pasar ese tiempo que muchas veces no les dedicamos a los nuestros (y en más de una ocasión discutir, no nos engañemos).

Los niños suelen disfrutarlo, eso de tener una casa en miniatura que encima tiene muebles que se transforman, grifos raros (en algunos casos) o un frigorífico de juguete les entusiasma. Pero no menos que el hecho de que lo normal es que, una vez instalados, se viva más tiempo fuera que dentro de la autocaravana. Para ellos es un pequeño refugio con un patio de juegos inmenso.

Interior

En los campings aprovechan la parcela y mucho más, pero una de las ventajas de estos vehículos es disfrutar en plena naturaleza (cuidando de cumplir con las normativas). Ahí es donde nada puede igualar lo que te aporta una autocaravana.

Lo menos bonito de las autocaravanas

Al que le gusta este mundo no se lo intentes cambiar por nada, pero no está exento de inconvenientes, algunos de ellos de tal calibre que hay personas que no pueden concebir este tipo de vacaciones. Y es que una autocaravana es trabajosa, debes calzarla y nivelarla, tienes que controlar el nivel de agua potable, si vas a un sitio con luz hay que conectarla, vaciar el depósito de aguas sucias…

Además, el reducido espacio disponible nos obliga a ser muy ordenados en todo momento y también respetuosos con nuestros acompañantes. A veces hay que hacer turnos para cambiarse de ropa o el dormilón del grupo debe levantarse antes de lo que querría para cambiar la configuración de cama a mesa y que así todos puedan desayunar.

15 Quadro It 664

La limpieza no es como en un hotel, que te vas a la playa y cuando vuelves está todo recogido, limpio y las camas hechas. Aquí tú te lo guisas y tú te lo comes, junto con el diseño del recorrido, la conducción, la elección de los sitios donde pernoctar o acampar, realizar la compra diaria y un largo etcétera. Exige un trabajo, pero un trabajo que, cuando te gusta, pasa a un segundo plano.

Ese reducido espacio acarrea incomodidades, no es lo mismo un baño amplio que un pequeño lavabo en el que a poco que te muevas golpeas las paredes con los codos o te das con el retrete en la espinilla. No hay un tendedero para secar la ropa mojada cuando estamos en movimiento ni tenemos un frigorífico tan grande como el de una casa. Tampoco hay sillas dentro de la autocaravana, son asientos fijos para varias personas que generalmente obligan a entrar y salir por orden.

A esto hay que sumarle que son vehículos lentos, por eso lo de decir adiós a las prisas que comentábamos antes y aprender a disfrutar del viaje. Si no es tu caso olvídalo, todo aquél que no sea capaz de disfrutar detrás de un volante (o dentro de un vehículo) por el simple hecho de viajar, lo lleva rematadamente mal en una autocaravana (y así nos lo han mostrado exageradamente en múltiples comedias americanas).

Aparcamiento Aparcamiento para autocaravanas

Y lo de ir con la casa a cuestas es una gran ventaja pero también un inconveniente. Imagina que estás en un sitio acampado durante unos días. Si quieres ir a un pueblo cercano a hacer compra o a realizar una visita, te toca desmontar el chiringuito o contar con un vehículo secundario, como unas motos o un coche. Sí, hay autocaravanas con un garaje en el que cabe un smart y seguro que has visto alguna remolcando un coche sobre una plataforma o directamente rodando y acoplado al vehículo tractor mediante una lanza como la de las caravanas.

Y esta casa portátil no tiene una toma general de agua, luz y ni red de alcantarillado, depende de su autonomía y tiene limitaciones, no puedes estar de forma indefinida en un paraje de ensueño alejado del mundo. Tienes que llenar el depósito de agua, vaciar los desechos y recargar la batería (porque con las placas solares que muchas incorporan no suele ser suficiente).

A todos estos inconvenientes le sumamos un coste de adquisición elevado, un coste por kilómetro también muy alto porque consumen mucho y corren poco, seguro anual, impuesto de circulación, ITV y lo lógico es tener una plaza de garaje para que no nos la destrocen (llevan fatal lo de los golpes) ni se achicharre bajo el sol. Con todo esto si haces cuentas queda muy claro que es más caro que irse de hotel o alquilando un apartamento o casa rural.

Autocaravana 1

Pero no es lo mismo. Es difícil explicarlo si no lo has vivido, pero este tipo de turismo que muchos (y muy equivocados) piensan que es de pobres claramente no es apto para todos, pero si te pica el gusanillo estás perdido porque ya no hay quien te lo quite.

Fotos | Wikimedia | France64160 | Viajarporislandia | Autocaravanas Seyla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos