Compartir
Publicidad
Publicidad

La EPA confirma engaños en los TDI V6 3.0 de Volkswagen, Audi y Porsche... y Volkswagen niega estas acusaciones

La EPA confirma engaños en los TDI V6 3.0 de Volkswagen, Audi y Porsche... y Volkswagen niega estas acusaciones
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se había comentado, pero ahora es un dato confirmado. La EPA, la agencia estadounidense de protección medioambiental, ha detectado el ya famoso engaño de los NOx en los motores TDI V6 de 3 litros que montan las últimas generaciones de los Audi A6, A7, A8L y Q5, Volkswagen Touareg y Porsche Cayenne. Son ya 10.000 unidades las que identifica la EPA como problemáticas en cuanto a su nivel de emisiones de óxidos de nitrógeno, superior al que permite la ley en Estados Unidos.

Según explica la agencia norteamericana, este motor, igual que ocurre con el TDI 2.0 de los años 2009 a 2015, contiene un código que identifica los ciclos de medición de las emisiones y altera sus niveles de NOx para dar mejores resultados frente a los datos reales. La EPA cifra en nueve veces la diferencia entre los datos obtenidos en modo engañoso y las emisiones reales.

TDI V6 3.0

La reacción de la EPA no ha podido ser más contundente con el grupo automovilístico alemán. La adjunta al administrador de la Oficina para el Cumplimiento de la Normativa de la EPA, Cynthia Giles, ha explicado que "Volkswagen una vez más ha fallado en su obligación de cumplir con la ley que protege el aire limpio para todos los americanos (...) Todas las empresas deberían regirse por las mismas reglas".

Claramente, los descubrimientos de la EPA están poniendo de manifiesto que este seguimiento de las reglas no está siendo uniforme entre todos los fabricantes. La cuestión es, ahora, cómo afectará esta ampliación de la noticia a la actual situación de Volkswagen.

Volkswagen reacciona rápidamente y niega las acusaciones de la EPA

Clean Diesel1 En Large

En un breve comunicado de urgencia, la sede central de Volkswagen ha reaccionado a las acusaciones formuladas por la EPA de forma tajante, pero ofreciéndose a la agencia estadounidense para colaborar en todo cuanto sea necesario:

La EPA informó el lunes a Volkswagen que los vehículos con motores V6 TDI tiene una función de software que no ha sido descrito adecuadamente en el proceso de aplicación. Volkswagen AG desea enfatizar que no se ha instalado ningún software en las unidades diésel de 3 litros para alterar las características de emisiones en un modo que esté prohibido.

Volkswagen cooperará plenamente con la EPA para clarificar este asunto por completo.

Las claves para entender el asunto de Volkswagen

Clean Diesel1 En Large

Las acusaciones de la EPA vienen haciendo estragos en la imagen de marca de Volkswagen desde que saltó el caso con los primeros motores detectados, los 1.6 y 2.0 TDI, a finales de septiembre. Si por aquel entonces las acciones de Volkswagen ya pasaban por una fase de caída, la noticia del engaño en las mediciones de NOx hizo que el valor en bolsa del grupo automovilístico se desplomara, hasta hacer saltar las alarmas entre los analistas.

De hecho, el asunto hace tiempo que dejó de ser un caso medioambiental. Un estudio universitario permitió que la EPA descubriera que Volkswagen había diseñado un software encaminado a engañar las mediciones de óxidos de nitrógeno. Cuando el software detectaba el patrón que se utiliza a la hora de realizar mediciones oficiales, cambiaba la manera de procesar el gasóleo para que las emisiones de NOx se redujeran, a cuenta de aumentar el consumo de carburante. Una vez fuera de ese ciclo de medición, todo volvía a la normalidad. Es decir, a un consumo más reducido, pero con unos niveles de óxido de nitrógeno mayores que los medidos.

Clean Diesel1 En Large

Por encima de lo que suponga este engaño para el medio ambiente, la reacción mediática ha hecho que la imagen de Volkswagen, asociada popularmente al rigor y la fiabilidad alemanas, se haya podido resentir. No se trata ya de un asunto de ventas de coches, porque de hecho las matriculaciones de Volkswagen no han flaqueado tras el estallido de esta crisis, sino que se trata de un asunto de confianza que puede pasar factura al valor de marca de Volkswagen. De momento, la primera consecuencia ha sido económica.

¿Ocurrirá algo más? Es difícil de calibrar en estos momentos. El pulso que ha echado Estados Unidos a Alemania a través de esta acción industrial contra uno de los arietes económicos de Europa puede virar en cualquier momento. Por ahora, si hacemos caso de lo que ha ido explicando Volkswagen, la crisis no se debería agudizar mucho más, y pronto deberíamos pasar por un punto de inflexión que llevara a las aguas a volver a su cauce. Pero es pronto para descartar más sorpresas, más si tenemos en cuenta el efecto contagio que desde el primer momento preside este caso y que ha puesto en el punto de mira a otros fabricantes europeos. Las derivadas de Volkswagen son, en sí mismas, una caja que no sabemos qué contiene exactamente.

Nota
Este contenido ha ido actualizándose a medida que han aparecido nuevas informaciones.

En Motorpasión | Caso Volkswagen. ¿La caída de un imperio?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos