Compartir
Publicidad

La justicia europea tumba los límites de emisiones diésel fijados por la Comisión en 2016: son demasiado laxos

La justicia europea tumba los límites de emisiones diésel fijados por la Comisión en 2016: son demasiado laxos
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se ha producido un revés judicial en las altas esferas europeas que va a tener consecuencias. El Tribunal General de la Unión Europea ha dado la razón a Madrid, París y Bruselas y ha tumbado los límites de emisiones fijados por la Comisión por considerarlos demasiado elevados.

Y es que en 2007, la UE estableció la norma Euro 6 con un límite de 80 mg de óxidos de nitrógeno (NOx) por kilómetro. En 2016, la Comisión relajó esos estándares durante los denominados test RDE (Real World Driving Emissions, asociado al WLTP), permitiendo que los vehículos emitieran más del doble de lo establecido.

80 mg/km, el límite que la industria tendrá que asumir

Los Ayuntamientos de Madrid, Bruselas y París llevaron a la Comisión Europea a los tribunales por permitir que en 2016 los límites de emisiones de NOx de los vehículos fueran de 168 mg/km, cuando previamente se había fijado un límite de la mitad para turismos y vehículos comerciales ligeros con motor diésel.

Así, la Comisión aprobó unos límites de emisiones de NOx que no podían ser sobrepasados en los nuevos ensayos de condiciones reales de conducción o RDE, y fijó tope a partir de los límites establecidos para la norma Euro 6.

Pero ayer el tribunal europeo anuló esta decisión al considerar que la Comisión permitía que los vehículos diésel produjeran niveles de NOx "excesivamente altos". Considera además que solo debe anularse la disposición que fija los límites de las emisiones de NOx, y no las demás que precisan las condiciones en que deben realizarse los ensayos RDE.

"La Comisión no tenía autoridad para modificar los límites de emisiones de Euro 6 para las nuevas pruebas de emisiones de conducción real", recoge la decisión del tribunal.

La 'nueva' homologación de consumos WLTP -que no es nada nuevo a pesar de que a muchos fabricantes les haya pillado el toro- se introdujo precisamente para obtener consumos más realistas que con el anterior ciclo NEDC. ¿Qué ha ocurrido? Que se ha producido un notable aumento del consumo medio homologado de muchos coches.

A raíz de esto, la propia Comisión Europea alertó acerca de que los fabricantes podrían exagerar las emisiones con el nuevo ciclo al no ser capaces de cumplir con los estándares. Pero esta importante sentencia del Tribunal General Europeo nos demuestra que, mientras la Comisión hacía ruido sobre posibles irregularidades, echaba un cable a los fabricantes para que pudieran cumplir con la normativa.

Esto significa que los fabricantes tienen un año para garantizar que sus nuevos vehículos cumplan con el límite más estricto de NOx, a menos que la UE apele o apruebe nuevas leyes para aumentar el límite. Recordemos que el límite de la norma Euro 6 es de 80 mg/km, comparado con el límite de Euro 5 de 180 mg/km, y de 250 mg/km de la norma Euro 4.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio