Compartir
Publicidad
La Comisión Europea alerta de que los fabricantes de coches podrían exagerar las emisiones con el nuevo ciclo WLTP
Industria

La Comisión Europea alerta de que los fabricantes de coches podrían exagerar las emisiones con el nuevo ciclo WLTP

Publicidad
Publicidad

Comienzan a circular informaciones acerca de que la Comisión Europea ha encontrado evidencias de que "algunos" fabricantes de coches ya se las están ingeniando para manipular los resultados para el nuevo ciclo de homologación WLTP. Según un artículo bajo suscripción publicado por Financial Times, se están utilizando trucos para que los resultados de las pruebas de emisiones de CO₂ sean más altos y contaminen más.

Nosotros hemos querido contactar con el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, al que se atribuye dicha investigación (JRC por sus siglas en inglés) para dar sentido a todo esto, y nos hemos encontrado con una versión algo menos alarmista.

Un incremento "artificial de los valores"

antigua Homologación NEDC

Para entender todo esto, hay que destacar que la nueva homologación de consumos WLTP y RDE entrará en vigor el 1 de septiembre 2018 para todos los coches de la Unión Europea y ya desde septiembre de 2017 para los modelos nuevos. ¿Qué implica? Que a partir de ahora habrá un notable aumento del consumo medio homologado y de las emisiones de muchos coches en comparación con el anterior ciclo NEDC.

La autonomía real de los vehículos eléctricos también se verá afectada, tal y como explicamos aquí. Esto ha provocado el malestar entre los fabricantes, que consideran que no podrán cumplir con la media de los 95 g CO₂/km.

Cómo funciona el ciclo de homologación de consumo WLTP

Bien. Las informaciones de las que se están haciendo eco cabeceras como la alemana Handelsblatt indican que la Comisión ha detectado que los fabricantes están exagerando los niveles de emisiones para cumplir con los estándares de 2020.

En la investigación citada por el diario alemán, las emisiones analizadas son entre un 13 % y un 4,5 % superiores al nivel real

La teoría es que si establecen los niveles de referencia para 2020 absurdamente altos, no tendrán que ajustarse el cinturón. Y es que para 2030 la media de emisiones tendrá que ser un 30 % más baja que en 2021.

Entre los trucos que cita The Financial Times para llevar a cabo las trampas, se encuentra la desactivación durante las pruebas de la función 'start and stop' para evitar reducir emisiones así como una "estrategia" de cambio de marchas que provocaría un aumento del consumo.

Lo que sabemos de primera mano: una llamada de atención

Qué es el WLTP y por qué te interesa

Ante esta investigación citada por la prensa internacional, desde el gabinete de comunicación del JRC nos han especificado que se trata de una llamada de atención y de concienciación por parte del comisionado ante la entrada del nuevo ciclo de homologación.

Hemos tenido acceso a una carta enviada hace unos días por los emisarios Elzbieta Bieńkowska y Miguel Arias Cañete dirigida al Parlamento Europeo:

"A través de los datos recogidos por las autoridades de los Estados Miembros y recopilados por el Centro de Investigación Conjunto, se ha detectado que los fabricantes pueden usar la transición desde el antiguo ciclo de homologación europeo (NEDC) al nuevo test WLTP para inflar sus niveles de emisiones en 2020".

Y se añade:

"Incrementar las emisiones WLTP para 2020 podría resultar en objetivos de emisiones de CO₂ menos estrictos [...]. Ya que algunos fabricantes pueden haber inflado los resultados de referencia, puede distorsionar un terreno de juego que ha de ser equilibrado entre el resto de fabricantes".

Homologación de consumo

Ante esta llamada de atención, la Comisión propone que los estándares de emisiones sean calculado de acuerdo a los propios valores de la norma WLTP, y no según los fabricantes. Así que Bruselas está y estará vigilando de cerca la correcta implementación del nuevo ciclo de homologación, que podrá ser modificado "de ser necesario".

Lo cierto es que, lejos de afirmar que nos encontramos ante 'un Dieselgate a la inversa', puede que la Comisión nos esté preparando para anunciar que los objetivos propuestos no se van a poder cumplir debido a las trampas de los fabricantes.

Sin embargo, en Bruselas no admitirán que esos límites no se van a alcanzar debido a la implantación del inexacto ciclo NEDC para luego introducir uno mucho más estricto: el WLTP, que ahora tiene patas arriba a la industria.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos