Hyundai teme que fabricar el coche eléctrico de Apple dañe su imagen: “Trabajar con Apple no siempre da grandes resultados”

Hyundai teme que fabricar el coche eléctrico de Apple dañe su imagen: “Trabajar con Apple no siempre da grandes resultados”
4 comentarios

El coche eléctrico de Apple será una realidad más pronto de lo que pensamos. Y al igual que hace con el resto de sus productos, el Apple Car saldrá de una factoría que no tiene nada que ver con Apple. Una de las marcas que podría terminar fabricando el coche de Apple es Hyundai.

Sin embargo, una información de Reuters sugiere que sería finalmente una factoría Kia en el estado de Georgia la encargada de fabricar el coche de la manzana. Y es que en Hyundai tienen miedo que fabricar el coche de Apple les convierta a ojos del público en una suerte de subcontrata para otros fabricantes.

Algunos altos cargos de Hyundai están preocupados de que el acuerdo de Apple Car pueda dañar las ambiciones de Hyundai de avanzar en el mercado premium a través de su marca Genesis. Además, que el público perciba Hyundai como una subcontrata podría también dañar los planes de expansión de su gama de coches eléctricos Ioniq. Podría ser percibidos como un producto de marca blanca.

"Estamos agonizando sobre cómo hacerlo, si es bueno hacerlo o no", dijo a Reuters un ejecutivo de Hyundai con conocimiento de las conversaciones acerca del Apple Car y que quiere mantener el anonimato.

Ese ejecutivo no se anduvo con rodeos ante la perspectiva de que Hyundai construyera un automóvil que se vendería con la marca Apple y dijo: “No somos una empresa que fabrica automóviles para terceros. No es que trabajar con Apple siempre produzca grandes resultados".

Apple Car Hyundai

Y añadió: “Apple es quien manda. Hacen su marketing, hacen sus productos, hacen su marca. Hyundai también es quien manda. Eso realmente no funciona”.

Y es que si Apple aplica el mismo sistema de fabricación para su coche que para el resto de sus productos, básicamente el grupo Hyundai no aportaría nada. Apple no posee fábricas, subcontrata toda su producción, pero sin embargo posee toda la maquinaria necesaria para la fabricación de sus productos. Foxconn, por nombrar la más famosa, se limita a aportar la mano de obra, las instalaciones y encargarse de toda la parte administrativa, gestión de recursos humanos, etc.

Apple y Hyundai: dos culturales empresariales radicalmente opuestas

Kia Factoria

Este tipo de producción no casaría nada con la cultura del grupo Hyundai. Es una de esas marcas que prácticamente lo hace todo en casa. Por ejemplo, el acero o el aluminio de sus coches proviene de Hyundai e incluso las transmisiones son de Hyundai, cuando muchos fabricantes recurren a ZF, Getrag o Aisin, por nombrar los más famosos.

Hyundai intenta que en la medida de lo posible todo se haga dentro del conglomerado que es Hyundai. Apple, en frente, no produce realmente nada, subcontrata la fabricación de todos sus componentes y productos, pero poniendo la maquinaria y los recursos necesarios para así tener el control. En este caso, Hyundai sería un cero a la izquierda en la que concierne el Apple Car.

Hyundai plataforma coche eléctrico e-GMP apple car

Así, a algunos altos cargos de Hyundai les preocupa que este tipo de producción termine afectando al prestigio de la marca, particularmente ahora que está intentando llevar Genesis, la marca premium de Hyundai, al nivel de Lexus y del sempiterno trío alemán. Sencillamente, piensan que por asociación un Hyundai o un Genesis serán vistos como un subproducto de la gente que fabrica los coches de Apple. Por no mencionar que si al final el coche sale bien, la fama se la llevará Apple, pero si sale mal, la culpa será de Hyundai.

De ahí que el grupo Hyundai esté pensando en que al final sea Kia la que ensamble el Apple Car. No solamente la factoría Kia de Georgia tiene la capacidad y el saber hacer para fabricar coches eléctricos, sino que además, en el seno del grupo Hyundai, no es una marca con aspiraciones premium; es una marca de volumen.

Hyundai e-GMP

Sin embargo, hay amplias áreas en las que las dos compañías podrían beneficiarse mutuamente. Apple podría tener así acceso a la plataforma de coches eléctricos de Hyundai e-GMP y sus proveedores, como los fabricantes de baterías, mientras que Hyundai podría conseguir el software  de conducción autónoma de Apple, explicó Park Chul-wan, un experto en baterías y profesor de la Universidad de Seojeong, a Reuters. “Hyundai sería más que un Foxconn”, dijo.

Lo vemos poco probable, ya que para ello, las dos compañías deberían romper con su cultura de férreo control sobre el producto. Apple debería así aceptar que no toda la maquinaría y por tanto la tecnología no es de su propiedad, mientras que Hyundai debería aceptar trabajar con empresas ajenas al conglomerado.

En Motorpasión | Probamos el Hyundai Kona Eléctrico, sus 204 CV y autonomía real de 440 km demuestran que hay vida más allá de Tesla

Temas
Comentarios cerrados
Inicio