El fin del 'Decreto Ábalos' cambia las reglas del juego para las VTC en España. Así afecta a las principales ciudades

El fin del 'Decreto Ábalos' cambia las reglas del juego para las VTC en España. Así afecta a las principales ciudades
14 comentarios

En 2018, la disputa entre el sector del taxi y las VTC llevó al Gobierno a aprobar el denominado ‘Decreto Ábalos’ para regular el servicio de transporte de pasajeros en vehículos con conductor.

En la práctica esta normativa, además de trasladar sus competencias a las comunidades autónomas, supuso una moratoria de cuatro años que permitía seguir operando con normalidad a las VTC en las grandes ciudades españolas. Ahora, esa moratoria ha llegado a su fin.

Cada región establece sus propias normas

Vtc 7

En los últimos meses, varias regiones han probado su propia regulación para las VTC con el objetivo de poner fin a la guerra abierta entre el taxi y estas empresas. Con el ‘Decreto Ábalos’ fuera de juego, las VTC deben acogerse al nuevo marco legal de cada comunidad, sin embargo, la mayoría de ellas todavía no tienen una normativa definida.

En todas esas comunidades, la operatividad de las VTC está en el limbo, como apunta Newtral, aunque en teoría podrían seguir prestando servicio con normalidad, al menos que haya una ley que regule su presencia en cada región. Con el tiempo, cada comunidad debería tener lista la suya.

De momento, Madrid, Cataluña y Andalucía ya tienen su propia ley. En Madrid, las VTC seguirán operando con normalidad, pero los reglamentos de Cataluña y Andalucía ponen las cosas difíciles a las compañías que prestan servicio en las grandes ciudades de estas regiones, como Barcelona, Sevilla y Málaga.

Comunidad de Madrid

Vtc 4

En la Comunidad de Madrid no cambia nada. Después de aprobarse la modificación de la Ley de Transportes de la Comunidad de Madrid el pasado mes de junio, las VTC podrán seguir operando con normalidad tras el fin del ‘Decreto Ábalos’.

Eso significa que cerca de 9.000 coches VTC se considerarán transporte público discrecional de viajeros, por lo que no están sujetos a tarifas autorizadas y podrán prestar el mismo servicio que hasta ahora.

Eso sí, a diferencia de los taxis, los VTC tienen prohibido captar viajeros en las calles porque la ley estipula que tienen que prestar todos los servicios con una contratación previa de al menos 15 minutos.

Vtc 6

Además, la Comunidad de Madrid podrá denegar nuevas licencias cuando se supere el ratio 1/30 entre las autorizaciones VTC y las de taxis. Actualmente se da esa situación y la Comunidad de Madrid no otorga nuevas autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor.

En cuanto a las sanciones que se aplican a las VTC por incumplir la ley, por ejemplo, al captar viajeros en la calle sin precontratación, son más laxas gracias a la modificación de la normativa que aprobó la Asamblea de Madrid en junio.

Más adelante, Madrid se plantea poner en marcha un nuevo reglamento que ofrezca más libertades al taxi y sea más restrictivo con las VTC. Entre las medidas propuestas destaca la exigencia de superar un examen a todos los conductores de VTC, que además deberán tener más de un año de carnet y un historial limpio de antecedentes por delitos de naturaleza sexual para obtener la licencia.

Cataluña

Vtc 1
Bolt alargó sus coches hace unas semanas para cumplir con la nueva normativa en Cataluña"

Las VTC lo van a tener más complicado a partir de ahora en Cataluña. En julio, antes de que se acabase la moratoria del ‘Decreto Ábalos’, el Govern movió ficha y aprobó una nueva reglamentación para los VTC con el apoyo del PSC.

Esa normativa ha entrado en vigor este mes, con el fin del ‘Decreto Ábalos’ y es tan dura que fulmina de facto las VTC de la región, especialmente de Barcelona, que es la ciudad catalana con más presencia de VTC. Actualmente hay unas 4.000 autorizaciones VTC en Cataluña, frente a las 12.300 licencias de taxi.

Entre los nuevos requisitos para operar como VTC llama la atención la obligatoriedad de utilizar vehículos de al menos 4,90 metros de largo. Por supuesto, la polémica ya está servida y operadores como Bolt han respondido de forma curiosa a unas medidas que consideran “exageradas”: alargando la longitud de sus coches con un injerto en el paragolpes trasero para llegar al mínimo de 4,90 metros.

Paragolpes Bolt

Esta medida deja fuera de juego a casi toda la flota de coches de Cabify, Bolt y Uber. Pero eso no es todo: todos los coches nuevos que vayan a prestar servicio como VTC tendrán que tener etiqueta ECO o CERO de la DGT.

También es obligatoria la precontratación del servicio con una antelación mínima de 15 minutos, como sucede en Madrid. La diferencia es que no cumplir con esta medida conlleva sanciones mucho más graves en Barcelona.

Según señala Business Insider la multa podría ascender a 6.000 euros y la inmovilización del vehículo en caso de no haber un contrato previo, mientras que no respetar los 15 minutos de precontratación supondría una sanción de hasta 2.000 euros.

Otra de los requisitos es la necesidad de tener un seguro de responsabilidad civil que cubra hasta la cuantía de 50 millones de euros, similar al que tienen los taxistas. Además, los conductores de VTC tendrán que tener el carnet de conducir desde al menos dos años antes de comenzar a prestar el servicio.

Andalucía

Vtc 3

El 30 de septiembre, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía recogía el nuevo Decreto-ley 8/2022 por el que se modifica la Ley 2/2003 de Transportes Urbanos y Metropolitanos de Viajeros en Andalucía. Esto significa que Andalucía tiene una nueva normativa que afecta a las VTC ahora que el ‘Decreto Ábalos’ deja de estar en vigor.

Al igual que el reglamento de la Comunidad de Madrid y el de Cataluña, el andaluz establece la obligatoriedad a las VTC de prestar servicio con una contratación previa en la que pasen al menos 15 minutos desde que el usuario pide el VTC hasta que el vehículo le recoge. Aunque la medida podría ser tumbada.

Tampoco se podrá geolocalizar a los VTC a través de una app si no se han contratado antes. Si el usuario los contrata, sí podrá consultar su ubicación en tiempo real.

Otra medida que establece el nuevo reglamento prohíbe a los VTC circular a menos de 300 metros de los aeropuertos, puertos marítimos, estaciones de tren y estaciones de autobús andaluzas si no transportan a ningún cliente.

Vtc 5

La distancia se reduce a 150 metros si se trata de paradas de taxi, hoteles de cuatro y cinco estrellas con más de 100 unidades de alojamiento, sedes de organismos jurisdiccionales, centros donde tengan lugar eventos deportivos y culturales, como un estadio de fútbol o un teatro, así como hospitales y grandes superficies comerciales con más de 500 plazas de aparcamientos.

En caso de urgencias, emergencias y asistencia en carretera, las dos últimas medidas no son obligatorias. Lo que sí tendrán que cumplir los conductores VTC es el periodo de descanso obligatorio de 52 días al año que estipula la normativa.

En cuanto a los requisitos para los coches, deberán ser negros, sin publicidad y con menos de 10 años. La normativa andaluza no dice nada respecto a la etiqueta medioambiental o las dimensiones exteriores, al contrario que la catalana.

Temas