Compartir
Publicidad

Europa tiende la mano a EEUU, pero advierte que responderá con aranceles si Trump los aprueba

Europa tiende la mano a EEUU, pero advierte que responderá con aranceles si Trump los aprueba
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea escribe un nuevo capítulo con el automóvil como protagonista. El organismo comunitario acaba de anunciar, según publica Automotive News en base a informaciones de la agencia Reuters, que Europa está dispuesta a trabajar junto a Washington para acometer la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC), a fin de cooperar en los desafíos que son comunes a ambas potencias en el comercio mundial.

No obstante, la Unión Europea también ha advertido a la administración Trump que, en caso de que ésta finalmente aplique la subida de aranceles, Bruselas responderá con sus propias tarifas. Lo que supondría reiniciar la batalla comercial entre ambas potencias, lo que afectaría al mercado automovilístico en sendos territorios.

Así lo ha confirmado, según este medio, Sabine Weyand, directora general de comercio en la Comisión Europea desde hace un mes, que ha adoptado un tono conciliador, aunque firme, tras su primera visita al capitolio.

Europa

La batalla comercial entre dos de las principales potencias mundiales viene de largo. Si bien hace un año ambas llegaban a un acuerdo para eliminar los aranceles en los bienes industriales no automotrices, aún están en negociaciones en lo que tocaba al sector del automóvil, estando aún presente la amenaza de elevar los aranceles en un 25 % a los coches europeos comercializados en suelo estaunidense si no se llega a un acuerdo satisfactorio para EE.UU.

Una medida regada por el proteccionismo al que, en no pocas ocasiones, ha aludido Trump para con las marcas norteaméricanas. Y aunque mientras las negociaciones sigan su curso EE.UU. no aplicará esta subida tarifaria, la advertencia se mantiene. A lo que hay que sumar que el tira y afloja entre Estados Unidos y China, las dos economías más importantes del mundo, sigue su curso.

Si EE.UU. impone aranceles a los coches, Europa también lo hará

Euopra guerra comercial EE.UU

Weyand ha subrayado el interés por parte de la UE en que haya un entendimiento recíproco con EE.UU., a fin de evitar una espiral de aumento de aranceles en los vehículos. Y es que la directora general de comercio de la CE ha sido clara en este aspecto: si Trump impone aranceles a los vehículos del Viejo Continente, Europa responderá por la misma vía.

Desde Europa consideran que la amenaza tarifaría de Trump atenta contra las normas estipuladas por la OMC, por lo que el organismo comunitario no está dispuesto a negociar en estos términos si finalmente se hacen efectivos. De igual manera, Weyand, también ha señalado que Bruselas no tomará el camino de un comercio administrado.

"Es natural que los amigos a veces estén en desacuerdo, pero esto es otra cosa. Hay amenazas reales en otros lugares, pero nos encontramos en una serie de escaramuzas que succionan la moral y frenan el crecimiento. Tenemos que superar esto", comentó Weyand en un evento celebrado en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales ubicado en Washington.

Acuerdos comunes con la mirada puesta en China

Tesla China

Por otro lado, la directora de comercio comunitario, ha tendido la mano a EE.UU. para abordar las "preocupaciones mutuas" que ambas potencias tienen respecto a China, sobre la actuación de la República Popular en los mercados internacionales. Y es que el gigante asiático, con el coche eléctrico como principal protagonista, amenaza la hegemonía que ambas economías han mantenido durante décadas.

Lo prueban la caída de ventas de las marcas americanas, así como las europeas, a su vez motivadas por el escenario disruptivo al que se enfrenta el automóvil con la descarbonización en el horizonte.

En este entendimiento mutuo aún queda camino por recorrer, aunque Weyand ha menciondo ya sea avanzado en algunas áreas, como el establecimiento de estándares comunes, así como evaluaciones de conformidad de comercio. La asignatura pendiente sigue estando en las negociaciones tarifarias entre ambos conglomerados.

¿Se desatará la temida tormenta perfecta comercial? Mientras tanto marcas europeas como americanas, sirva de ejemplo Tesla, siguen inaugurando fábricas en China por temor a esta guerra de aranceles y ajustar costes en materia de importaciones.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio