La escasez de microchips obliga a Mercedes-Benz Vitoria a parar la producción la semana que viene

La escasez de microchips obliga a Mercedes-Benz Vitoria a parar la producción la semana que viene
2 comentarios

En los últimos días varias fábricas de coches españolas se han vuelto a ver obligadas a parar su producción, que sigue en caída libre por la escasez de microchips.

Primero fue Martorell, que tuvo que detener la producción en su línea 2 el pasado 20 de agosto (y también tendrá que hacerlo la semana que viene) y más tarde se sumaron las plantas de Stellantis en Vigo y Figueruelas pese a que acababan de retomar su actividad tras el parón por el período vacacional.

Ahora le ha llegado el turno a la fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria, que también había retomado recientemente su actividad tras las vacaciones de verano y acaba de anunciar que tendrá que paralizar la producción en sus tres turnos de trabajo a partir de la semana que viene.

Pérdidas considerables en la producción

Furgo Netas

Estos nuevos parones en la fábrica de Vitoria suponen para Mercedes una reducción en sus previsiones de producción considerables. Para este año ya estiman que fabricarán 138.000 furgonetas, que son casi 12.000 menos de lo que estaba previsto a principios de año. La fábrica, que cuenta con 5.000 trabajadores, produce los modelos Clase V y Vito, en sus versiones tanto térmicas como eléctricas.

Por el momento, la planta de Mercedes-Benz en Vitoria ha fijado con sus trabajadores una nueva reunión el próximo jueves día 2 de septiembre para informar a la plantilla sobre los planes de la compañía para organizar los turnos y establecer cuándo se retomará la producción.

Mientras tanto, parece que la única fábrica española en tener una tregua por el momento es la de Ford en Almusafes que, gracias a un incremento en la demanda de EEUU, ha cancelado los dos días de ERTE que estaban programados para los días 30 y 31 de agosto.

Eso sí, se parará el 3 de septiembre, pero tal y como han declarado los sindicatos al respecto, en ese caso tendrá la consideración de un día de vacaciones.

Fuera de nuestras fronteras y por primera vez, Toyota recientemente también se ha visto obligada a detener la producción en varias de sus fábricas y por consiguiente, tendrá que recortar hasta el 40% de la producción planeada para septiembre por falta de componentes.

En Motorpasión | La industria está matando el coche urbano: por qué cada vez vemos menos SEAT Ibiza y Renault Clio nuevos

Temas
Inicio