Compartir
Publicidad

Confirmado: los Audi A6 y A7 con motor V6 TDI investigados tendrán que pasar por el taller

Confirmado: los Audi A6 y A7 con motor V6 TDI investigados tendrán que pasar por el taller
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios del mes de mayo, conocíamos la noticia de que la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) estaba investigando a Audi por un supuesto software ilegal asociado al AdBlue que manipulaba las emisiones contaminantes en el motor de 3.0 litros V6 diésel equipado por los Audi A6 y A7.

Poco menos de un mes después, la KBA ya ha dictado sentencia: el sistema es fraudulento, por lo que la marca de los cuatro aros deberá llamar a revisión a los modelos afectados, que se cifran en un total de 60.000 unidades.

La sombra del Dieselgate sigue azotando a las marcas pertenecientes al Grupo Volkwagen, siendo el del V6 de 3.0 litros de los modelos Audi A6 y Audi A7 el último capítulo en esta historia que parece la de nunca acabar. Tal y como asegura El Economista, de nuevo ha sido el semanario alemán Der Spiegel quien ha publicado la noticia, aunque en este caso ratificando la obligación por parte de la marca de realizar una llamada obligatoria al taller en estos modelos.

A vueltas con el AdBlue

Media CO2 generalista superior a premium

Las informaciones del diario germano se hacen eco del comunicado que la KBA emitió este lunes, instando a Audi a realizar las pertinentes reparaciones, tras confirmar la ilegalidad del mencionado software. En concreto, se trata del sistema que gestiona el filtrado de emisiones mediante tecnología AdBlue.

Éste se desconecta cuando detecta que el AdBlue comienza a terminarse, para evitar que la potencia del motor se vea comprometida, pero a costa de las que las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) superen los máximos marcados por la ley. Así lo ha confirmado el organismo dependiente del Gobierno alemán, lo que se traduce en la obligatoriedad de reparación por parte de Audi.

Sólo en Alemania, los modelos afectados se cifran en torno a las 33.000 unidades, aunque el total de Audi A6 y Audi A7 equipados con el mencionado motor asciende a unos 60.000 modelos afectados a nivel global, lo que incluye a España.

El TDI V6 de 3.0 litros y 268 CV, a la palestra

El V6 TDI del Audi A6 y A7 bajo sospecha por software ilegal

De igual manera, los concesionarios Audi en Alemania han recibido la orden por parte del Ejecutivo de no entregar ningún modelo que equipe esta tecnología. En lo que respecta a la reparación, la marca de los cuatro aros deberá actualizar dicho software para que no realice la mencionada desconexión del AdBlue.

El fabricante alemán ya había admitido la existencia de dichas irregularidades en el momento que se estaba realizando la investigación, aunque no ha dicho esta boca es mía tras confirmarse la ilegalidad del sistema. No obstante, Audi ya había interrumpido la producción de estos modelos, así como la comercialización de los mismos en todos los mercados, excepto el estadounidense. La marca admitía el error, aunque aseguraba que no había sido deliberado.

El motor afectado es el TDI V6 Gen2 evo, calificado de de Euro 6 y con 268 CV de potencia. Dicho propulsor ha sido incorporado en la generación C7 de los Audi A6 y A7. En un primer momento, la firma alemana ya había confirmado que, de ratificarse la ilegalidad del sistema asociado al mismo, realizaría las pertinentes reparaciones de forma gratuita.

¿Otra guerra familiar en el horizonte?

Porsche Macan

En pocas semanas ya hemos tenido dos casos de nuevas llamadas a revisión por parte de marcas pertenecientes al Grupo Volkswagen. La otra en discordia es Porsche, que también ha sido obligada por la KBA a una realizar reparaciones masivas al detectar la ilegalidad del sistema de control de emisiones en el 3.0 V6 del Porsche Macan Diesel S y en el V8 de 4.2 litros que monta el Porsche Cayenne S Diesel.

El número de unidades afectadas es curiosamente el mismo que en el caso de los Audi A6 y A7: 60.000. De las mismas, 52.831 corresponden al Cayenne, mientras las 6.755 cifran los Macan afectados. Además, en este caso también se ve directamente afectada Audi, ya que es quien suministra los motores diésel a la marca de Stuttgart.

Está por ver si Porsche vuelve a denunciar a Audi, como ya ha ocurrido en un pasado, cuando la marca reclamó una indemnización de 200 millones de euros por daños y prejuicios ocasionados por el Escándalo de las Emisones, y que obligó a Porsche a retirar varias decenas de miles de Porsche Cayenne diésel en Alemania.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio