"Un coche eléctrico con una gran batería no es sostenible". Andrea Carlucci, director de Producto de Toyota

"Un coche eléctrico con una gran batería no es sostenible". Andrea Carlucci, director de Producto de Toyota
66 comentarios

Toyota ha desvelado en el Salón de Shangai el Toyota bZ4X. Este modelo que saldrá a la venta para 2022 es el primer coche 100 % eléctrico de Toyota. Realizado sobre la base de la nueva plataforma e-TNGA de la marca, el modelo es también una ventana al futuro eléctrico de Toyota. Con motivo de su presentación hablamos con Andrea Carlucci, director de Producto y Marketing en Toyota Motor Europe (TME).

En el pasado, en Toyota decía no lanzar al mercado un coche eléctrico porque no era el momento, el mercado ni la tecnología permitían presentar un producto con cierta relevancia para el consumidor. Ahora parece que sí, ha llegado el momento. Pero, claro, ¿es el momento porque las normas así lo dictan o bien porque hay una verdadera demanda en el mercado?

“La reglamentación empuja mucho hacia un futuro eléctrico, sin duda, pero no es la única razón. Hemos bajado mucho nuestra media de emisiones de CO₂ con los híbridos, los coches eléctricos son solo una parte de esta estrategia, al igual que lo es el hidrógeno. De hecho, sería poco inteligente estar en fase solo con las normas. Hay que estar en línea con los clientes, con sus necesidades y con lo que piden”.

Y añade, “es verdad que en Europa hay mucha demanda de vehículos electrificados, y eléctricos en algunos mercados, como Noruega, donde las tres cuartas partes del mercado es de eléctricos, sobre todo en Oslo, así como Holanda y Francia, y el bZ4X es prioritario para esos países, y con el tiempo para los otros”.

Toyota bZ4X eléctrico

Así, Toyota no lanza al mercado un coche eléctrico únicamente para estar en fase con las normas anticontaminación porque, aseguran, no lo necesitan, sino también porque el mercado lo pide. Entonces, ¿cómo encajan en la estrategia de Toyota los modelos híbridos, los eléctricos de batería y los eléctricos fuel cell?

En Toyota miramos toda la movilidad. Los eléctricos de baterías son ideales para los compactos y los ultracompactos, los vehículos de movilidad personal. El hidrógeno para los vehículos industriales y comerciales, así como para las grandes berlinas y vehículos destinados a hacer grandes recorridos a menudo”.

Los híbridos enchufables: coches clave en el futuro de la movilidad

Toyota bZ4X eléctrico

En consecuencia, en Toyota no creen en las baterías de gran capacidad como estamos viendo en algunos fabricantes, y que en algunos casos superan incluso los 100 kWh. Toda la dificultad entonces está en convencer al cliente potencial que no necesita la batería más grande posible. ¿Cómo piensa Toyota lograrlo?

“Nuestros estudios muestran que un cliente con un eléctrico de batería recorre de 30 a 40 km por día. En el fin de semana hasta 300 km y puede que hasta 400 km. Los viajes largos, de más de 400 km, los hace dos o tres veces al año. Un coche con gran batería no es el futuro. No es algo sostenible para el medioambiente. Y como fabricante no sería responsable”, asegura Andrea Carlucci. De paso, esto nos da una idea de la futura autonomía del Toyota bZ4X, que nadie espere más de 300 o 400 km.

“El punto óptimo de una autonomía real sería de 400 km con tiempos de carga razonables, de unos 30 minutos, y que sean dos paradas para recargar en un trayecto de 1.200 o 1.300 km. Ese es nuestro objetivo y en el que estamos trabajando”.

Toyota bZ4X eléctrico Toyota RAV4 prime
Toyota RAV4 Prime híbrido enchufable

Sin embargo, a pesar de toda una nueva gama de coches eléctricos de la familia bZ, Toyota no descuida los híbridos. “Los coches de cero emisiones también son los híbridos plugin. Y tienen más futuro de lo que se piensa”.

Lo importante para Toyota es que “quien hace las reglas mire primero cuáles son las posibilidades y lo que pide el cliente. La nueva Euro7 es menos radical de lo que se preveía y es una buena señal. Lo importante es que los tiempos los dicte el consumidor. Y es que si el legislador no está en fase con el cliente, es decir, con el coste del coche y de su uso, y también que se le permita moverse con el coche, no será sostenible”, sentencia Carlucci.

Sí, podemos tener la impresión que Toyota llega el último a la fiesta del coche eléctrico. Sin embargo, llega de forma paulatina y sobre todo sin renunciar a los híbridos y los híbridos enchufables, los cuales están destinados a tener muchas más presencia en un futuro a medio plazo que el eléctrico puro. Y eso lo dice un fabricante que predijo de forma acertada hace más de 20 años el fin del diésel apostando por los híbridos.

En Motorpasión | Probamos el Lexus UX 300e, un coche eléctrico muy refinado, pero excesivamente caro para 315 km de autonomía

Temas
Inicio