China ya no es lo que era, o cómo los clichés sobre coches chinos y seguridad se van alejando

China ya no es lo que era, o cómo los clichés sobre coches chinos y seguridad se van alejando
33 comentarios

Admitámoslo: la noticia de que el Qoros 3 Sedán había sido investido coche seguro honoris causa por la autoridad competente pilló a más de uno con el paso cambiado. ¿Cómo? ¿Que un coche chino™ sacó cinco estrellas en el Euro NCAP? Pues sí, ¿de qué nos estamos extrañando? ¿No obtienen esa máxima distinción decenas de coches?

Ah, pero es que el Qoros 3 Sedán no sólo se llevó la medalla, sino que esta fue de oro: el mejor de 2013. Y aquí sí que más de uno comenzó a balbucear. ¿Pero qué está pasando, señores? ¿Es que estamos todos locos? No, sencillamente es que China está comenzando a despertar. Y más vale que nos vayamos alejando de clichés sobre coches chinos... sin adoptar otros a cambio, tampoco.

La chispa la ha encendido Qoros. Pero es que Qoros ya se presentó en su día de un modo poco habitual: por la puerta grande que es Ginebra y anunciando que fabricaría desde Europa y para Europa. Traducido: aprovechando el know-how (el bagaje, vaya) de un siglo de investigación y desarrollo para convencer al mercado en origen. Aunque no todo en China es Qoros. De momento.

El papel de Qoros en Euro NCAP y viceversa

Qoros 3 Sedán - Euro NCAP
Qoros 3 Sedán (2013) - 5 estrellas Euro NCAP
Qoros 3 Sedán - Euro NCAP

Cuando Qoros obtiene el máximo galardón en Euro NCAP recibe un incuestionable espaldarazo, pero este no le llega por sorpresa sino que es el resultado de un trabajo muy calculado. Qoros está siendo la apuesta de Geely para conquistar Occidente con las armas de Occidente. En este contexto, el papel de Euro NCAP para Qoros es fundamental. Si normalmente Euro NCAP ya es un escaparate para fabricantes, en el caso de Qoros representa toda una lanzadera para la marca.

El éxito de Qoros en Euro NCAP ataca frontalmente al mito de la mala calidad china

El éxito de Qoros en Euro NCAP ataca frontalmente al mito de la mala calidad china, que hasta la fecha era el principal escollo contra el que podía topar la conservadora mentalidad del comprador europeo. Sí, aún queda otro escollo por salvar, y es el de la imagen de marca, pero esa es una cuestión que pueden resolver sin tocar producto, con publicidad y marketing.

A pesar de esta victoria en casa del cliente, no podemos olvidar que el número de estrellas que se obtienen en Euro NCAP dependen directamente de cómo se preparen los automóviles para superar las pruebas que propone el consorcio europeo. Eso tiene su relevancia, sobre todo, si consideramos que otro consorcio, C-NCAP, endureció en 2012 sus pruebas para acercarse a Occidente y, de forma indirecta, conseguir elevar la calidad media de los coches Made in China.

Geely Emgrand (2011) - 4 estrellas EuroNCAP
Geely Emgrand (2011) - 4 estrellas EuroNCAP

Dicho en romano paladín: ya podemos dejar de bromear con los crash tests del JiangLing Landwin, del Chery Amulet o del Brilliance BS6. No porque esos coches no fueran una chapuza, que lo eran, sino porque en China han tomado buena nota de cómo funcionan las cosas en Europa. El trabajo inicial está hecho; y el camino, abierto. Y ya hay unos primeros resultados, y son buenos para Qoros.

Ahora, de cómo se presenten los otros resultados, los comerciales, dependerá que Qoros se quede en lo que es o constituya una avanzadilla, un ejemplo, para la actual industria del automóvil de China.

China no necesita saltar para que la sintamos llegar

Chinos saltando a la vez
El día que todos los chinos salten a la vez...

Ya sabemos que aunque todos los chinos salten a la vez, nada cambia (es más, ya se llevó a cabo una prueba saltarina en 2007, y aquí estamos). Pero suceden dos cosas en torno a esta falacia que tiene como protagonistas a 1.350.695.000 chinos, que se dice pronto:

  1. Hay muchos chinos en China.
  2. Cada uno de esos chinos es de su padre y de su madre.

Hay muchos chinos en China. China es un país enorme, con un potencial inmenso, que hasta ahora ha estado echándose una cabezadita, un sueño reparador. Y se está despertando de ese sueño, y se despierta con energía. Pero cada uno de esos chinos es de su padre y de su madre: en materia de seguridad, ni hay mala calidad china per se, ni la calidad china es lo mejor del mundo entero porque sí. Todo es cuestión de cómo cada una de las marcas aprenda lo que otros ya hace años que utilizan.

Fábrica de automóviles en China

Eso sí, los chinos están demostrando saber saltar todos a la vez. Es decir, están organizados. Y ese es el punto que más puede inquietar a los fabricantes que no son chinos. Si se lo proponen, pueden trabajar de forma eficiente y coordinada y sacar adelante productos de calidad sin despeinarse, porque cuentan con una gran ventaja: están acostumbrados a la autarquía y no les viene de aquí.

¿Habrá firmas chinas de automoción que no se propongan ir más allá? Por supuesto. Pensemos en China no como un país similar a España, Francia, Alemania o Andorra, sino como si fuera un inmenso continente en el que todo contenido tuviera cabida. Porque eso es China en realidad.

Así, la industria china del automóvil de la que hablábamos ayer tiene su faceta cutre, pero pronto va a tener grandes desarrollos calcados a los que encontramos en otros mercados. Esos desarrollos vendrán dados por todo el conocimiento que están atesorando en estos momentos, y al que apenas le estamos dando importancia. Pero esa ya es otra historia, y la veremos en cuestión de unos días.

En Motorpasión | Así es la industria del automóvil en China

Temas
Comentarios cerrados
Inicio