La automoción china, cada día un poco más 'Made in Europe': NIO pone a funcionar su fábrica en Hungría

La automoción china, cada día un poco más 'Made in Europe': NIO pone a funcionar su fábrica en Hungría
8 comentarios

Para los fabricantes de automóviles chinos entrar en Europa es el gran objetivo. Algunos ya lo han logrado en lo comercial, y sus modelos empiezan a verse por nuestras calles y carreteras. Pero ahora NIO ha abierto una nueva fase de su expansión, la cual implica fabricar sus productos directamente sobre el suelo del Viejo Continente.

Según anuncia la propia marca en un comunicado, la nueva planta que posee en la localidad húngara de Pest comenzará sus operaciones este mismo mes de septiembre.

Es su primera factoría fuera de China, ocupa una superficie de unos 10.000 m² y estará destinada a la fabricación de elementos energéticos como sus conocidas estaciones de intercambio de baterías para coches eléctricos.

Primer objetivo: consolidar su red de 'recarga'

Nio Hungria

Así pues, estrictamente hablando NIO todavía no producirá sus vehículos en Europa. Pero su decisión es un buen primer paso para consolidar su presencia en el continente ya que, como recoge el mismo comunicado, el objetivo actual es mejorar el despliegue y la eficiencia del servicio de NIO Power, la filial a través de la cual gestionan esta particular red de recarga.

Y es que buena parte del éxito de NIO como marca reside en su concepción de la batería del coche eléctrico como un servicio. Esta filosofía les permite vender sus coches sin baterías a un precio sensiblemente más bajo, al cual se une una suscripción por el alquiler de las baterías y el uso de las estaciones que las reemplazan.

NIO Recarga

Además de la obvia mayor rapidez en la recarga (en comparación con un cargador enchufable tradicional), este sistema tiene como ventaja el hecho de que a largo plazo permitirá mantener actualizados los vehículos al ir recibiendo nuevas baterías cada vez más capaces y con mayor autonomía.

Dicho modelo de negocio ya está en funcionamiento en Noruega, país que abraza por completo el coche eléctrico y que se ha convertido en el punto de desembarco de NIO en Europa. Allí estas estaciones sirven como respaldo del SUV ES8, su primer modelo homologado y ya a la venta.

Ahora la intención de la marca china es aprovechar esta nueva capacidad productiva para extender esta red de estaciones a otros países como Alemania, Holanda, Suecia y Dinamarca en un proceso que debería comenzar antes de finales de año.

Temas
Inicio