Compartir
Publicidad

A pesar de los nuevos rumores, Apple sigue sin desarrollar un coche

A pesar de los nuevos rumores, Apple sigue sin desarrollar un coche
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces el deseo por parte del público ver un producto en el mercado es por alguna razón más fuerte que el de la propia compañía. Así, Apple dejó bien claro en un comunicado que no fabricaría un automóvil como se venía suponiendo desde hace años, sino un sistema de conducción autónoma. Sin embargo, un par de movimientos estratégicos de la compañía han reavivado en internet la llama del Project Titan convertido en iCar.

Por una parte, Apple habría llegado a un acuerdo con el mayor fabricante de baterías de China (CATL), y por otra parte ha recientemente patentado te un nuevo sistema de comunicación V2V (vehicle-to-vehicle) que podría tener grandes implicaciones en la conducción autónoma y en la comunicación entre vehículos.

Nada nuevo

apple car

La patente registrada por Apple bajo el título de “Wireless Vehicle System for Enhancing Situational Awareness” es sencillamente un sistema de comunicación V2V (vehicle-to-vehicle o coche conectado) que permite a un vehículo enviar datos a otros vehículos cercanos con el fin de alertar de sus intenciones (cambiar de carril, por ejemplo) o de una incidencia en el tráfico, como un atasco, un firme especialmente deslizante, frenadas bruscas de los coches que le preceden (y así avisar a los otros coches que deben reducir la marcha), etc. Es un sistema similar al que ya equipa el nuevo Cadillac CTS y que envía en tiempo real este tipo de información a los otros Cadillac CTS cercanos.

Actualmente, casi todas las marcas trabajan en el desarrollo del coche conectado, pues no solamente mejoraría la seguridad de los modelos actuales, sino que es una pieza clave en el desarrollo del coche autónomo. La inteligencia artificial de un coche autónomo no tendría que “leer” las intenciones de los otros coches autónomos (como nosotros leemos el tráfico que tenemos delante e intuimos que el coche x va a cambiar de carril sin poner el intermitente), sino que se comunicarían sus intenciones y posibles incidencias en el recorrido.

La tecnología V2V del coche conectado es tan crucial para el desarrollo del coche autónomo como el de la inteligencia artificial

El sistema de Apple es similar a otros sistemas V2V ya existentes también en su tecnología: incorpora GPS, diversos sensores que recopilan datos de funcionamiento del coche y -con toda probabilidad- Bluetooth para comunicarse con los coches cercanos. Hasta ahí nada nuevo, sin embargo Apple podría trabajar mano a mano con los fabricantes para integrar su “Wireless Vehicle System for Enhancing Situational Awareness” en el Apple CarPlay, obteniendo así una ventaja significativa sobre Android Auto para atraer automovilistas a su sistema operativo iOS y al iPhone.

Todo depende de lo que quieres ver

apple car

Según la prensa local china, Apple estaría trabajando en colaboración con CATL (Contemporary Amperex Technology Ltd.), el mayor fabricante chino de baterías. Puede parecer lógico que Apple, gran consumidor de baterías, busque un trato especial con uno de los mayores fabricantes de baterías del mundo, sin embargo Electrek va más allá y asegura que trabajan en el desarrollo de las baterías para coches eléctricos.

Es cierto que asegurarse una producción suficiente de baterías es clave para poder fabricar en serie un coche eléctrico (como la ha hecho Tesla con su Gigafactory, con la ayuda de Panasonic) y la gente de CATL fabrica sobre todo baterías de litio-ferrofosfato LiFePo4 (es decir de iones de litio con un cátodo de fosfato de hierro-litio: LiFePO) cuyo principal mercado son los vehículos industriales y autobuses eléctricos. Tienen una menor densidad que las de iones de litio de un smartphone, por ejemplo, pero serían más estables. Esto hizo pensar a Electreck que Apple sigue adelante con el proyecto Titan.

Sin embargo, el acuerdo de Apple y CATL no tiene porque ser un nuevo indicativo de las intenciones de Apple de fabricar un coche eléctrico. Es más, podría estar relacionado con la patente del sistema V2V mencionada anteriormente.

un sistema V2V integrado en un coche o en un Apple CarPlay también deberán tener en cuenta el estado de las baterías del coche

Es evidente que el futuro del automóvil y de la movilidad pasa por alguna forma de electrificación ya sea 100 % eléctrico o fuel cell, por citar los favoritos de los fabricantes. Y en ese caso, un sistema V2V integrado en un coche o en un Apple CarPlay también deberán tener en cuenta el estado de las baterías del coche. Apple y CATL podrían estar trabajando sobre cuestiones de autonomía o refrigeración.

En definitiva, muchas son las incógnitas de este acuerdo y quizá las ganas que muchos tienen de ver un coche bajo el sello de Apple les hace ver vínculos y indicios donde aparentemente no los hay. Según una encuesta realizada el pasado mes de febrero (cuando se supo que Apple tenía una reserva de liquidez de 246.000 millones de dólares), la mayoría -simple- de los encuestados desea que Apple fabrique un coche.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos