Inglaterra exigirá que todas las casas y oficinas nuevas incluyan cargadores inteligentes para coches eléctricos

Inglaterra exigirá que todas las casas y oficinas nuevas incluyan cargadores inteligentes para coches eléctricos
16 comentarios

Inglaterra tendrá que adelantarse en el plan del Reino Unido de acabar con los vehículos impulsados por combustibles fósiles en 2030: a partir del próximo año se instalarán puntos de recarga para coches eléctricos en todos los hogares y oficinas de nueva construcción.

En este escenario, también se introducirá una normativa para programar la desconexión de los cargadores durante nueve horas, ante el temor a la sobrecarga de la red eléctrica.

El plan también requerirá que todos los puntos sean capaces de ofrecer 'carga inteligente'. Esto significa que usarán una conexión de datos para 'comunicarse' con el automóvil sobre cuándo es mejor conectarse a la red.

La legislación, revelada por la ministra de Transporte, Rachel Maclean, tiene como objetivo aumentar drásticamente la velocidad a la que se están construyendo los puntos de recarga tras una inversión anunciada de 1.300 millones de libras.

Punto Carga

Un ritmo insuficiente teniendo en cuenta que solo se instalan 500 puntos de carga cada mes, muy por debajo de los 700 por día que los organismos de la industria dicen que son necesarios.

En España, los edificios de nueva construcción y los que sufran rehabilitaciones de importancia están obligados -antes del 1 de enero de 2023- a contar con una preinstalación que permita tener puntos de recarga para coches eléctricos en el 100 % de las plazas de aparcamiento, en el caso de edificios residenciales privados, y en el 20 % de las plazas en el resto de edificios.

Cargadores que se apagan automáticamente para evitar apagones

Cargador2

El Gobierno británico, que ha prohibido la venta de nuevos vehículos gasolina y diésel a partir de 2030, también ha ideado un plan ante el temor de que no puedan gestionar los picos de demanda mientras los usuarios cargan sus vehículos eléctricos.

Así, a partir del mes de mayo, cada nuevo cargador instalado en hogares u oficinas estará programado para apagarse durante nueve horas al día: entre las 8 am y las 11 am y las 4 pm y las 10 pm.

Los cargadores públicos y cargadores rápidos ubicados en autopistas y carreteras estarán exentos. El objetivo es que los usuarios que cuenten con cargadores en casa hagan uso de ellos en las horas valle para evitar apagones.

Se pronostica que los automóviles eléctricos generarán una demanda adicional de 18 GW de energía en el Reino Unido en las horas pico para 2050, según la Red Nacional.

Temas
Inicio