EEUU también abraza forzosamente los coches híbridos y eléctricos con su nueva norma de consumos: 5,9 l/100 km de media por fabricante

EEUU también abraza forzosamente los coches híbridos y eléctricos con su nueva norma de consumos: 5,9 l/100 km de media por fabricante
8 comentarios

En esta época globalizada ningún país se puede permitir dejar de seguir las tendencias globales, siempre dentro de sus posibilidades, por supuesto. Así, con medidas anticontaminación cada vez más duras para los coches en China, Japón y Europa, Norteamérica parecía quedarse al margen.

Pero no, la Agencia de Protección del Medioambiente estadounidense (EPA) que tiene competencia para la homologación de los consumos de los coches ha publicado la nueva media de consumo que deberán alcanzar los fabricantes en Estados Unidos: 5,88 l/100 km. Sí, menos de 6 l/100 km en el país de los V8 y de las pick-ups.

La EPA ha publicado recientemente las normas actualizadas en cuanto al ahorro de combustible necesario de los modelos que se venden en Estados Unidos. Estas nuevas normas son mucho más estrictas que las impuestas por la administración Trump en 2020.

La EPA del presidente Biden ha puesto como máximo una media de 40 mpg (millas por galón), es decir, 5,88 l/100 km para la flota de un fabricante para el horizonte 2026. Esta norma empezará a aplicarse en 2023.

Bajo la presidencia de Obama, la EPA había previsto para 2026 una media de consumo para los modelos vendidos de un fabricante de 36 mpg (6,5 l/100 km). Esa medida fue derogada por el presidente Trump que impuso una mejora en el consumo medio de tan sólo 1,5 % cada año hasta 2026 para alcanzar las 32 mpg (7,3 l/100 km). La nueva norma de la EPA implica una mejora de entre el 5 y el 10 % en el consumo medio cada año de lo que vende cada fabricante.

Jeep Wrangler

La EPA asegura que cuenta con el apoyo de la industria para estas normas: "casi todos los principales fabricantes de automóviles han anunciado planes para la transición de sus flotas de vehículos a las emisiones cero".

Si bien el objetivo es para 2026, la mayoría de fabricantes deben empezar ya a mejorar el consumo medio de sus coches. Y eso implica más híbridos, híbridos enchufables y eléctricos en el mercado.

Ahorro en combustible, menos emisiones de CO₂ y más coches eléctricos

Gasolinera en Estados Unidos (Foto: Wendy Wei)

Con esta medida, la EPA afirma que el cumplimiento de estas normas para 2026 evitará que se envíen a la atmósfera 3.100 millones de toneladas de CO₂ y reducirá el consumo de gasolina en Estados Unidos en 13.608 billones de litros. Lo cual a su vez ayudará a reducir el calentamiento global.

La EPA afirma que el ahorro en gastos de salud pública, debido a la reducción de las emisiones, superará con creces el sobre coste que implica hacer estos cambios (inversión de las empresas, coches más caros, etc).

Más allá de los beneficios medioambientales, esta medida es también una muestra de apoyo a los fabricantes que han emprendido el camino de la electrificación.

Mientras las marcas asiáticas y europeas apuestan por la electrificación, las marcas estadounidenses no pueden de nuevo quedarse al margen y mirar como sus productos acaban desfasados en un mercado cada vez más globalizado. Ya ocurrió en el pasado, lo que llevo a la bancarrota de GM y Chrysler, rescatada la primera y comprada por Fiat la segunda. En esta ocasión, Ford y GM ya han empezado la progresiva electrificación de sus gamas.

Ford Mustang Mach-E

Además, en un contexto en el que el precio del petróleo no parece dejar de subir y se prevén nuevos récords en 2022 y 2023, esta medida debería incitarles a producir coches más eficientes, lo que ayudará a vender. Especialmente en un país donde no están acostumbrados a pagar un elevado precio por la gasolina, donde de media no llega a 90 céntimos de euro el litro (3,7 dólares el galón).

En Motorpasión | Probamos el Mercedes-Benz EQS: el coche eléctrico de lujo que quiere derrocar al Clase S es más confortable y cuesta casi lo mismo

Temas
Inicio