Consiguen devolver a la vida una batería de iones de litio muerta, y alargar su capacidad un 30%

Consiguen devolver a la vida una batería de iones de litio muerta, y alargar su capacidad un 30%
Sin comentarios

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford, en California, han encontrado una forma de aprovechar el litio 'muerto' que queda en las baterías que han llegado al fin de su ciclo de vida. Según los resultados, han conseguido extender la vida útil de una batería agotada un 30 %.

El hallazgo, publicado en la revista Nature, trata de dar solución al eterno problema de las baterías de iones de litio: la pérdida de capacidad por la aparición de dendritas.

Una segunda vida para las baterías

Los investigadores de la Universidad de Stanford junto con el Laboratorio Acelerador Nacional SLAC del Departamento de Energía aseguran que podrían haber encontrado una manera de devolver la vida a las baterías de iones de litio tanto para vehículos eléctricos como para dispositivos electrónicos de próxima generación.

A medida que las baterías de litio realizan un ciclo, acumulan pequeñas islas de litio inactivo que se separan de los electrodos, lo que disminuye la capacidad de la batería para almacenar carga.

Pero el equipo de investigación descubrió que podían hacer que este litio "muerto" se deslizara como un gusano hacia uno de los electrodos hasta que se reconecte, revirtiendo parcialmente el proceso de degradación.

Aseguran que han conseguido que la reconexión de esa isla de litio inerte en el ánodo aumentara la vida útil de la celda de prueba en un 30 %.

Green Car Congress
La isla de metal de litio inactivado viaja al ánodo de una batería, o electrodo negativo, y se vuelve a conectar para almacenar la carga hasta que se necesite. La isla se mueve añadiendo litio metálico en un extremo (azul) y disolviéndolo en el otro extremo (rojo). Foto: Green Car Congress.

Los investigadores lo explican así:

"Es como un gusano muy lento que mueve su cabeza hacia adelante y usa su cola hacia adentro para moverse nanómetro por nanómetro. En este caso, se transporta disolviéndose en un extremo y depositando material en el otro extremo. Si podemos mantener el gusano de litio en movimiento, eventualmente tocará el ánodo y restablecerá la conexión eléctrica".

Esto abre la posibilidad a extender la vida útil de las baterías y por lo tanto la autonomía de los vehículos eléctricos, retrasando un poco más el complejo proceso que supone el reciclaje.

La carrera por comercializar a gran escala baterías de estado sólido recae precisamente en eliminar el principal 'enemigo' de las baterías tradicionales de electrolito líquido: la formación de dendritas.

Cargador

Se trata de cavidades internas que evidencian el deterioro de la batería tras varios ciclos de carga y descarga (sobre todo con ciclos de carga rápida) y que con baterías de electrolito sólido no se forman.

Pero de momento las marcas solo ofrecen prototipos.

En Motorpasión | Recargar un coche eléctrico en el garaje: todo lo que hay que saber a nivel técnico, legal y de precios

Temas
Inicio