El centro de París estará restringido a los coches en 2024, un plan en el horno pero que va tarde

El centro de París estará restringido a los coches en 2024, un plan en el horno pero que va tarde
16 comentarios

El Ayuntamiento de París quiere restringir el tráfico en el centro de la ciudad para reducir drásticamente los niveles de contaminación acústica y ambiental instaurando una zona de tráfico limitado (ZTL) o “zona de paz”, como la han llamado coloquialmente. Tras mucho tiempo perfilando la estrategia para lograrlo, finalmente el proyecto se retrasará hasta 2024.

Esta Zona pacífica Paris-Centro-Saint-Germain seguirá un modelo de planificación muy parecido a otras zonas de tráfico restringido en grandes urbes como Madrid, Barcelona, Milán o Roma (entre otras) y busca reservar la calzada para los peatones, las bicicletas, los comerciantes y el transporte público.

Cómo será el centro de París libre de tráfico

Sena

Las ciudades con zonas restringidas al tráfico no son una novedad en Francia (por ejemplo en el caso de Lyon, llevan años de ventaja) aunque con este nuevo proyecto, el Ayuntamiento de París no solo quiere reducir la contaminación o el número de accidentes.

Busca, pese a sus detractores, popularizar las áreas de descanso y socialización, así como la promoción de los paseos y los trayectos en bicicleta, puesto que desde el cabildo aseguran que "solo el 30% de los conductores necesitan realmente su coche".

Para conseguir sus objetivos, la zona restringida al tráfico serán los distritos 1, 2, 3, 4 de la ciudad, y parcialmente los distritos 5, 6 y 7. Dicho de otra forma, esta “zona pacífica” abarcaría una amplia zona entre la Plaza de la Concordia (oeste) y la de la Bastilla que se extiende a lo largo de la ribera del Sena y limita con el barrio de Montmartre.

En esta zona se encuentran monumentos y lugares de interés cultural como el Museo del Louvre o la Catedral de Notre-Dame.

En cuanto a quiénes podrán circular por esta ZTL en principio serán las personas que viven o poseen un aparcamiento en la zona, los medios de transporte público como los autobuses, los vehículos del Ministerio de Defensa, las personas que tienen movilidad reducida o los comerciantes. Además, se permitirá el denominado “tráfico de destino” (ir al trabajo, al médico, al lugar de estudios, etc.).

Louvre

Por otro lado, el “tráfico de tránsito”, es decir, los vehículos que cruzan la zona sin detenerse, estará generalmente prohibido. Quedan por determinar qué usuarios podrán acceder a estas zonas de tráfico restringido con “excepciones justificadas permanentes u ocasionales”.

En cuanto a los taxis y VTC, tendrán permitido el paso siempre que sean “vehículos eficientes”, tal y como piden la alcaldesa Anne Hidalgo y los concejales Emmanuel Grégoire y David Belliard.

Para controlar todos estos desplazamientos, en una primera fase se harán controles aleatorios por parte de la policía municipal, que se encargará también de informar a los ciudadanos. Posteriormente, el proyecto prevé “soluciones tecnológicas eficaces y jurídicamente seguras que el Estado debe desarrollar para acompañar la implantación de estas zonas en Francia”.

Aunque el proyecto final deberá pasar por una fase de consulta el próximo otoño antes de su puesta en marcha (que se augura para finales de 2023 o principios de 2024), ya cuenta con varios detractores.

Entre ellos, además del partido de Republicanos (en la oposición), precisamente se encuentra la Prefectura de la Policía de París, que ha hecho público un comunicado en el que destacan que el ayuntamiento “no ha compartido datos o informaciones sobre el impacto de la medida en el flujo del tráfico, su gestión o los cambios económicos” que afecten a los espacios incluidos en el proyecto.

En las primeras votaciones de los ciudadanos parisinos llevadas a cabo a finales de 2021, y recogidas en una web específica del proyecto, por el momento tampoco reina el optimismo: el 22% de los encuestados mostró su rechazo y el 38% “su preocupación sobre las posibles consecuencias negativas” que podría suponer instaurar estas zona de tráfico restringido.

En Motorpasión | La cultura del coche en España está en vías de extinción, y no hay vuelta atrás | Cómo transformar un coche de gasolina o diésel a coche eléctrico: cuánto cuesta y quién lo puede hacer en España

Temas