CATL sigue dando pasos hacia el coche eléctrico con autonomía de gasolina. Su nueva batería puede hacer volar hasta aviones

CATL sigue dando pasos hacia el coche eléctrico con autonomía de gasolina. Su nueva batería puede hacer volar hasta aviones
17 comentarios
HOY SE HABLA DE

Hace apenas unos días que entró a producción la revolucionaria batería Qilin de CATL, que promete hasta 1.000 km de autonomía (en ciclo CLTC) y recargas del 10 % al 80 % en solo 10 minutos. Ahora, en el marco del Salón del automóvil de Shanghái, el gigante chino da un paso más y se aventura con una potente batería para aviones eléctricos de pasajeros.

Esta batería semi-sólida, que también podrá alimentar a todo tipo de vehículos eléctricos, se basa en una nueva tecnología de CATL bautizada como ‘Condensed Battery’ de muy elevada densidad energética, pues según el fabricante podrá llegar a los 500 Wh/kg a nivel de celda. La firma ha anunciado que su producción dará comienzo a finales de este mismo año.

Una densidad energética de récord

CATL vuelve a reivindicar su liderazgo mundial en materia de baterías con la presentación de su ‘Condensed Battery’, con una innovadora estructura de malla adaptativa a escala micrométrica que regula los cambios en las reacciones electroquímicas de la pila, lo que se traduce en una mejora drástica en la eficiencia y el rendimiento de las baterías.

Además de esta complicada estructura de malla adaptativa la batería también presenta una serie de progresos, como sus nuevas películas o capas de aislamiento, “un nuevo cátodo de alta densidad energética y un nuevo tipo de ánodo”, según ha afirmado el científico en jefe de la compañía, Wu Kai, quien de momento no ha especificado más.

Lo que sí afirma Wu Kai que gracias a los progresos que incorpora la ‘Condensed Battery’, esta batería “tiene una mayor densidad energética y una vida útil más larga” que las baterías convencionales actuales, además de ser más segura.

Bateria Avion

Por comparar, hemos de tener en cuenta que la nueva batería de CATL puede llegar a una densidad energética de 500 Wh/kg a nivel de celda, frente a los 272-296 Wh/kg que se estima para las celdas 4680 de las baterías de los Tesla, de las más relevantes.

Por lo general, las baterías de iones de litio más habituales tienen densidades energéticas de poco más de 200 Wh/kg. En cuanto a la pila de estado semi-sólido de 150 kWh anunciada por NIO, que se espera esté disponible en los próximos meses, es de 360 Wh/kg.

Cuanto mayor sea la densidad de energía de una batería, más energía podrá almacenar en un espacio más pequeño y liviano, lo que supone un avance en términos de eficiencia y autonomía para los vehículos eléctricos y otras aplicaciones que requieren baterías. Sin embargo, las características de esta batería implican mayores retos en I+D y, por tanto, una inversión más elevada, que deriva en costes finales también más elevados.

Bateria Salon

CATL, que de momento no ha avanzado información acerca de los costes de su ‘Condensed Battery’, espera que su nueva batería suponga “un impulso para un cambio más rápido en el sector de los vehículos eléctricos”, pues podría alimentar incluso a los camiones de mayor tamaño.

Pero también podría suponer un paso de gigante para los aviones eléctricos. En este sentido, la firma china ha anunciado que lleva tiempo trabajando “en el desarrollo conjunto de un proyecto de avión eléctrico civil”, para lo que está implementando estándares de grado aeroespacial en el proceso, necesarios para cumplir con los requisitos de calidad y seguridad de este tipo de aplicaciones.

Lejos de ser un prototipo o un proyecto de futuro, según Wu Kai, las nuevas baterías de CATL ya están prácticamente preparadas para entrar a producción en serie a finales de este mismo año, y a principio de 2024 empezarán a llegar a los primeros clientes. Es de esperar que en los próximos meses sepamos un poco más acerca de su composición.