Aparcar en una zona reservada para la recarga de coches eléctricos: casos en los que te pueden multar

Aparcar en una zona reservada para la recarga de coches eléctricos: casos en los que te pueden multar
21 comentarios

Con la instalación de puntos de recarga se ha producido también un aumento del número de plazas reservadas para la recarga de coches eléctricos. Pero, ¿qué pasa si hay un coche aparcado en esa plaza?

Independientemente de si se trata de un coche enchufable o no, siempre y cuando no se esté utilizando el punto de recarga, estar estacionado en esa plaza conllevará una multa, ya que se trata de una plaza reservada igual que las de minusválidos o motocicletas.

Hasta 200 de multa por aparcar indebidamente

Aparcar en plaza reservada para eléctricos

Estas plazas deberán estar señalizadas con la S17, la cual indica que ese aparcamiento está reservado para estacionamiento.

Esta señal puede incluir una inscripción o un símbolo, que representa ciertas clases de vehículos, indica que el estacionamiento está reservado a esas clases. Una inscripción con indicaciones de tiempo limita la duración del estacionamiento señalado.

Por lo que, cualquier vehículo estacionado en una zona reservada para la recarga de coches eléctricos y no esté enchufado se enfrenta a una multa de 200 euros -reduciéndose a la mitad por pronto pago- al ser una falta grave tal y como lo recoge el artículo 159 del Guía Codificada de Infracciones de la DGT:

No respetar la señal de limitación relativa a la clase de vehículo para el cual está reservado el estacionamiento de ese lugar.

Es una falta grave conforme lo impuesto por el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

De hecho, según recogió La Verdad, en 2018 el propietario de un coche eléctrico fue multado en Murcia al dejar estacionado su automóvil en una plaza reservada para la recarga sin tener enchufado el mismo.

Detalla que, cuando fue al lugar donde estaba su coche eléctrico estacionado, la grúa estaba procediendo a su retirada. Las fuentes policiales aseguraron que acudieron al lugar tras la llamada de otro usuario de un automóvil eléctrico que quería hacer uso del punto de recarga y, al ver que el que estaba estacionado no tenía enchufado el vehículo, se procedió la denuncia.

Por lo que, aunque seas propietario de un vehículo eléctrico, no se puede aparcar en un sitio reservado para ellos a no ser que sea para realizar una recarga del mismo. Si no, será un incumplimiento de la norma y podrás ser multado por mal estacionamiento.

En Motorpasión | Otro de los problemas de la España vaciada: cuidado si te desvías de la A-2 conduciendo un coche eléctrico

Temas
Inicio