Alemania pagará la factura del gas y la calefacción de diciembre a hogares y PYMES para hacer frente a la crisis

Alemania pagará la factura del gas y la calefacción de diciembre a hogares y PYMES para hacer frente a la crisis
7 comentarios

Lejos de encontrar una solución al conflicto, la guerra de Ucrania se está recrudeciendo en los últimos días y eso implica que la crisis energética a la que se enfrenta Europa se intensifique, sobre todo ahora que llega el invierno.

El panorama no pinta nada bien y las diferentes administraciones europeas llevan moviendo ficha varios meses, como la alemana. Primero tuvo que quemar más carbón para no depender del gas de Rusia y luego nacionalizó su mayor importadora de gas para evitar el desastre.

Una medida sin precedentes

Gobierno Aleman 1
Olaf Scholz

Pero no es suficiente. Ahora Berlín vuelve a actuar y esta vez con medidas más contundentes. El objetivo es reducir el impacto de la subida de precios de la energía en el bolsillo de los alemanes para contrarrestar la estrategia de Putin de cortar el grifo del gas ruso a Europa.

Para conseguirlo, el Ejecutivo alemán pondrá en marcha una serie de medidas, entre las que figura el pago de la factura energética de diciembre de los hogares y pequeñas y medianas empresas del país.

El Gobierno efectuará un pago único y excepcional por el valor equivalente al consumo de gas y calefacción de un mes. Este plan supondrá un coste de 5.000 millones de euros para las arcas públicas y el pago a los hogares y empresas tendrá lugar antes de que llegue diciembre.

Levc Alemania 1

La Administración dirigida por el canciller de Alemania ha tomado esta decisión tras escuchar las recomendaciones de un comité de 20 expertos designado por el Gobierno para hacer frente a la crisis energética.

De momento, el Gobierno alemán ha dejado fuera de esta medida a las grandes empresas, pero ha señalado que más adelante tomará decisiones concretas para su industria.

De hecho, el plan perfilado por la comisión de expertos y el equipo de Scholz consta de una segunda fase que se pondrá en marcha unos meses después de asumir el coste energético de millones de hogares y pequeñas empresas durante el mes de diciembre.

Este segundo paso consistirá en poner un tope al precio del gas a partir del último mes del invierno, es decir, en marzo de 2023. Alemania todavía está estudiando cómo llevarlo a cabo, por lo que todavía no hay una decisión en firme ni sabemos los detalles de esta segunda fase del plan.

Gobierno Aleman 2
Canciller alemán Olaf Scholz

El objetivo del tope al gas es reducir el precio medio que pagan los alemanes por este tipo de energía y, como consecuencia, por la electricidad, puesto que su precio está determinado por el del gas. En caso de que el Gobierno alemán finalmente tope el precio del gas, los alemanes pagarán menos por la electricidad.

Ambos planes formarían parte del escudo de ayudas por valor de 200.000 millones de euros que aprobó Alemania hace unas semanas para hacer frente al alza de los precios energéticos y sostener la economía del país.

Temas