Compartir
Publicidad

La primavera llegó a la Fórmula 1 en Bakú: mientras McLaren florece, a Ferrari le entra la alergia

La primavera llegó a la Fórmula 1 en Bakú: mientras McLaren florece, a Ferrari le entra la alergia
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sorpresas de la vida, el Gran Premio de Azerbaiyán sirvió para dejar muchas cosas claras en la Fórmula 1. Una carrera tradicionalmente alocada y que daba lugar a resultados extraños, se volvió formal por una vez para colocar a cada uno en su sitio. Y el peor parado, una vez más, fue el equipo Ferrari.

Por su parte, McLaren consiguió por fin completar una carrera sin sobresaltos y evidenció que, aunque todavía tiene mucho que mejorar, el salto cualitativo respecto a 2018 ha sido brutal. Los de Woking se confirman como los mejores del resto, y ahora su gran reto será mantener el ritmo de evolución durante todo el año.

Leclerc y Vettel, muy presionados

Leclerc Baku Formula1 2019

Una vez más, todo falló en Ferrari. Empezando por los pilotos, que anduvieron completamente desatinados. Charles Leclerc desperdició una oportunidad perfecta de ganar su primera carrera en Fórmula 1 por un error de novato durante la clasificación. Era el piloto con más ritmo y el gran favorito para la pole pero se estrelló en la Q2, sin nada en juego, por querer machacar a todos.

Una porción de responsabilidad en la liada de Leclerc tiene que ir al equipo, y más en concreto a Mattia Binotto. Después de tres carreras en las que el monegasco era el más rápido y Ferrari le frenó, a Leclerc le entraron las prisas por demostrar. Entendió que no le bastaba con ganar, que tenía que machacar, y eso le empujó a cometer un error no forzado en el momento más inoportuno e innecesario.

Vettel Baku Formula 1 2019

Pero el árbol de Leclerc no impide a algunos ver el bosque de Sebastian Vettel. De hecho, desde Italia se perdona el error de juventud y fogosidad del monegasco, pero no se entiende como un tetracampeón del mundo está siendo constantemente machacado por un piloto de segundo año. Y es que en Bakú se vio al Vettel más funcionarial, el que recoge los puntos y espera a que vengan mejor dadas.

El problema es que, en teoría, Bakú era unos de los Grandes Premios idóneos para Ferrari. Una victoria casi segura. Si Leclerc tiene la excusa de su error tonto en la clasificación, es menos entendible como Vettel clasificó detrás de los Mercedes y no pudo ni acercarse a ellos en la carrera. Estuvo más cerca Max Verstappen de Vettel que el alemán de Lewis Hamilton.

Leclerc Baku Formula 1 2019

Los rumores, una vez más, apuntan al motor. Igual que es aceptado que el propulsor de Ferrari es el más potente de la parrilla, también parece cantado que tienen serios problemas de fiabilidad. Es algo que se comenta desde Australia, y que parece forzar al equipo a rodar a un porcentaje muy bajo de potencia. Ya vimos en Baréin como a Leclerc se le escapó una victoria cantada por el propulsor.

Sin embargo, no todo es fiabilidad y errores de pilotos. La estrategia también brilló por su ausencia en el muro de Ferrari, ya desde la clasificación del sábado. El equipo decidió lanzar a su piloto con más opciones de pole, Charles Leclerc, a hacer la Q2 con los neumáticos medios, algo que posteriormente se destapó como erróneo, incluso si el monegasco hubiese conseguido el primer lugar. La estrategia más arriesgada, una vez más, fue para su caballo más fiable.

La estrategia de McLaren traicionó a Sainz

Carlos Sainz Baku Formula 1 2019

McLaren fue la cara de la moneda. Por primera vez tuvieron una carrera sin sobresaltos y el resultado fue el esperado. Los dos coches estuvieron sobrados en los puntos, y solo se les coló por delante el Racing Point de Sergio Pérez, un especialista en este circuito. McLaren comanda la zona media y ahora debe empezar a sumar los puntos.

El coche sigue fiel a sus características, mucha velocidad punta y poco drag, lo que les colocó en la trampa de velocidad con 345 km/h, la quinta mejor marca del día. Entre los dos pilotos sumaron diez puntos, una marca que no se veía desde el Gran Premio de Baréin del año pasado, cuando McLaren también empezó muy bien.

Lando Norris Baku Formula1 2019

Y ese es precisamente el desafío, mantener el nivel de desarrollo, algo que fueron incapaces de conseguir en 2018. Hace un año McLaren salió de Azerbaiyán cuarta de constructores, con 36 puntos, pero luego la sequía se volvió pertinaz. Esta temporada las sensaciones son mejores, pero los puntos son menos, concretamente una reducción de 18.

Otro desafío será el de mejorar en las estrategias. Ayer en Woking patinaron, dejando a Carlos Sainz en pista demasiado tiempo y echando por tierra su gran remontada. El madrileño había conseguido adelantar incluso a Sergio Pérez, pero terminó perdiendo esa posición por un error estratégico de su equipo que, además, le hizo perder la posición con Lando Norris, que luego recuperaría.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio