Zelby 427, ¿y si Ford hubiese comprado Ferrari?

Zelby 427, ¿y si Ford hubiese comprado Ferrari?
38 comentarios

La pregunta del título puede que suene a locura de un servidor, pero las intenciones las hubo. Con el afán de ganar carreras en Europa y tener una división de coches deportivos, allá por 1963, Henry Ford II hizo una suculenta oferta a Enzo Ferrari por la compra de la marca italiana.

Las negociaciones no llegaron a buen puerto (esto es más que obvio) y ahí nació la eterna disputa que mantuvieron Il Commendatore y el heredero del imperio Ford. Gracias a estas infructuosas negociaciones también nació el Ford GT40, que supuso la victoria para Henry Ford II en la particular batalla que ambos dirigentes mantenían por ganar las 24 Horas de Le Mans.

Partiendo de esa pregunta, Ziggy’s Hot Rods va a presentar su nuevo proyecto el próximo mes de julio en el MotorEX 2010, el Zelby 427 (el nombrecito se lo podrían haber ahorrado), redibujando las formas de un 1967 Ford Mustang Fastback como si hubiese sido diseñado entre Carroll Shelby y Enzo Ferrari. Yo veo un restomod más que otra cosa. Lo siento.

Ziggy

Para el diseño de su carrocería el encargado ha sido el diseñador que tantas veces hemos visto por aquí, Bo Zolland. Por fin vamos a poder ver, si las imágenes salen a la luz, un coche de este diseñador convertido en realidad, puesto que si la memoria no me falla, lo único visto hasta ahora han sido modelos en 3D hechos por ordenador.

Para mover a este Zelby 427 (por más que lo escribo, me sigue chirriando) se ha elegido un motor Roush Racing 427SR, un V8 de 7 litros con algo más de 600 CV, asociado a una caja de cambios de 5 velocidades Tremec TKO 600. Los frenos los pone Baer y las llantas de Budnik Wheels.

La verdad, el proyecto les ha quedado precioso, con un estilo muy elegante y sin ninguna estridencia a resaltar. Quizá la excepción a esto podría estar en la altura de la suspensión y en esas enormes llantas con tan poco perfil de neumático, pero es un detalle menor que dado el estilo del coche, apenas desentona en el conjunto.

Eso sí, quizá es ser demasiado pretencioso el afirmar que si Carroll Shelby y Enzo Ferrari hubiesen trabajado juntos en un 1967 Shelby Mustang GT500 hubiese salido algo así. ¿Es posible? Pues podría serlo, pero también habría que hacer referencia a ese famoso dicho: “Claro, y si mi abuela tuviese coj… sería mi abuelo”

Pero ya digo, con esto no quiero desmerecer el proyecto, puesto que en vista de las imágenes y si no cambian mucho las cosas, el Zelby 427 va a ser un espectáculo en vivo. Un coche de esos que vale la pena admirar las horas que haga falta.

En la web de Ziggy’s Hot Rods se puede ver el proceso de fabricación, al menos lo que tienen hecho hasta ahora, y da gusto ver como trabajan y ver como quedará el coche cuando se finalice el proyecto, dado el estado en que estaba al principio, que no es grave, pero si deja mucho que desear.

Vía | Serious Wheels
Más información | Ziggy’s Hot Rods

Temas
Comentarios cerrados
Inicio