Compartir
Publicidad

Ford quiere prescindir de 5.000 empleados en Alemania y otros tantos en Reino Unido para ser rentable en Europa

Ford quiere prescindir de 5.000 empleados en Alemania y otros tantos en Reino Unido para ser rentable en Europa
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ford continúa adelante con su nuevo plan estratégico en Europa: ya sabíamos que implicará cierre y reestructuración de fábricas para conseguir un modelo de negocio más rentable. Ahora conocemos las cifras.

Según ha publicado la firma del óvalo, planea prescindir de más de 5.000 puestos de trabajo en Alemania, además de un número indeterminado en Reino Unido, a través de incentivos para que los empleados abandonen voluntariamente la empresa.

Un plan de bajas voluntarias

Ford Focus

Ford asegura que el objetivo es "reducir significativamente los costos estructurales, reducir la burocracia, y capacitar a los líderes y gerentes". De esta manera, ofrecerá a sus empleados de hasta 49 años de edad, incluidos los temporales, un bonus para dejar la compañía de forma voluntaria.

También ofrecerá jubilaciones anticipadas a los mayores de 50 años con el objetivo de ahorrar 500 millones de dólares.

El fabricante prevé también cambios en su cartera de vehículos que incluye una línea más específica, mejorando o eliminando líneas de vehículos menos rentables.

Esto significa más SUV, sin renunciar al segmento de los compactos y utilitarios, pero también significa la confirmación del cese de la producción de los Ford C-Max y Grand C-Max (salen de la factoría de Saarlouis) y la posible no renovación del Ford Mondeo, ya que el segmento de las berlinas no es muy boyante actualmente.

Ford fabrica una gran parte de sus automóviles para Europa en Alemania, con altos salarios en las plantas de Colonia y Saarlouis y además posee dos fábricas en el Reino Unido, donde da trabajo directo a 13.000 personas.

A esto se suma la incertidumbre que sacude a Reino Unido ante la agonía que está suponiendo la negociación del Brexit. De hecho Ford avisó a la primera ministra británica, Theresa May, que se estaba preparando para llevar la producción fuera del Reino Unido en caso de que se consumara un divorcio sin acuerdo.

Un mal momento para los empleados en la industria automotriz, pues Jaguar Land Rover ha anunciado que despedirá a 4.500 trabajadores ante la caída de ventas, la crisis del diésel y el Brexit, al igual que General Motors, que ya ha prescindido de 4.300 empleados, con otros 11.000 en la cuerda floja.

¿Y qué pasa con Almussafes?

La planta de Ford en Almussafes, Valencia, no sabe con exactitud cómo afectará este plan de reestructuración a la fábrica española y si se verá incluida. Hace unos meses ya prescindió de todo el personal que no fuera fijo o estuviera cerca de la jubilación y hace muy poco anunció un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que durará seis días entre los meses de marzo y mayo.

Según informa Las Provincias, la parada de la fábrica afectará a 6.000 de los 7.400 trabajadores de las plantillas de operaciones de vehículos y la línea de montaje de motores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio