Saluda al Ferrari 296 GT3: primeras imágenes del nuevo misil italiano para las carreras de resistencia, y mete miedo

Saluda al Ferrari 296 GT3: primeras imágenes del nuevo misil italiano para las carreras de resistencia, y mete miedo
Sin comentarios

Poco a poco el prometedor futuro de la categoría GT3 se va volviendo realidad, y cada nuevo contendiente nos impresiona aún más que el anterior. Si a principios de julio alucinábamos con el nuevo Porsche 911 GT3 R, ahora con la revelación del Ferrari 296 GT3 directamente se nos cae la baba.

Y no es para menos ya que la elaborada aerodinámica se combina con el perfil de 'berlinetta' del 296 GTB de serie para crear algo que casi parece más una barqueta que un GT. Desde luego pinta amenazante, y ya nos deja con las ganas de lo que será capaz de hacer en pista. Pero para eso tendremos que esperar a su debut en las 24 Horas de Daytona de 2023.

Más cerca de un prototipo que de un turismo

Ferrari 296 Gt3

Sustituir al 488 GT3, uno de los Grandes Turismos más exitosos de la Ferrari moderna, no era una tarea fácil. Pero el 'Imperio Rojo' jamás toma un desafío por imposible y el 296 GT3 es una historia completamente nueva.

Sobre el' lienzo en blanco' y aprovechando al máximo los límites del reglamento el 296 GT3 reduce a la mínima expresión el monocasco original de su contrapartida de calle, colocando sobre el mismo una carrocería completamente modular donde tanto el frontal como la parte posterior se pueden desmontar y reemplazar en caso de rotura.

Mires donde mires, todo está dedicado o a la ligereza o a la sustentación aerodinámica. En este último aspecto destacan los aletines y el labio inferior del paragolpes delantero (que de algún modo mantienen la 'sonrisa diabólica' de su predecesor), los faldones laterales sobredimensionados que delimitan el fondo plano y, cómo no, el alerón trasero.

Ferrari 296 Gt3

Luego está, por supuesto, su motor. El V6 biturbo del GTB estándar mantiene buena parte de las especificaciones básicas del modelo de producción, con el mismo cubicaje de tres litros y las bancadas formando un ángulo de 120 grados.

No obstante este propulsor renuncia (por reglamento) a su sistema híbrido, recibiendo en compensación una potencia que se estima en torno a 600 CV a 7.250 RPM. Decimos que se estima porque, como buenos jugadores, los italianos no han divulgado la cifra oficial.

Sea como fuere, el Ferrari 296 GT3 pinta brutal y eso que todavía quedan muchos meses para verlo batallar frente a sus rivales. De momento, la lucha por ser el más intimidante ya la tiene más que ganada.

Temas
Inicio