Porsche 911 T: mejora la receta básica con un extra de deportividad y purismo valorado en 12.000 euros

Porsche 911 T: mejora la receta básica con un extra de deportividad y purismo valorado en 12.000 euros
3 comentarios

En el año 2017, el Porsche 911 Carrera T volvió al catálogo de la marca alemana para convertirse en la opción básica de la gama, pero con un toque más deportivo y purista, recogiendo el testigo del Porsche 911 T de 1968.

Cinco años después, los de Stuttgart apuestan por la misma fórmula con la generación actual del nueveonce. El objetivo es ofrecer una alternativa más radical de la versión de acceso a la gama gracias a una puesta a punto más deportiva, un peso más ligero y un equipamiento específico.

El equilibrio entre purismo y sencillez

Porsche 911 Carrera T 22

En el mundo Porsche, una simple letra puede significar mucho. Es el caso de la T, que ligada al apellido de cualquier modelo de la marca de Stuttgart es sinónimo de purismo y diversión al volante, más de lo habitual en un Porsche.

El primer miembro de la familia T, que significa Touring, fue el Porsche 911 de primera generación y hubo que esperar casi medio siglo, hasta el año 2017, para volver a ver este nombre en un coche de la marca, concretamente en el 911 Carrera T de la generación 991, la anterior a la actual.

Desde entonces, Porsche ha introducido el concepto Touring en el 718 Cayman, el 717 Boxster y el Macan. Ahora, la última entrega del 911 se une a esta saga para contentar a los clientes más puristas de la marca que buscan un 911 básico y tienen pensado exprimirlo en su carretera de montaña favorita.

Porsche 911 Carrera T 12

Y es que el nuevo Porsche 911 Carrera T se posiciona un peldaño por encima del Porsche 911 Carrera, el modelo más sencillo de una completísima gama que también acaba de dar la bienvenida al salvaje Porsche 911 GT3 RS.

Salvando las distancias, el 911 Carrera T es lo más parecido al concepto GT3 en versión básica, con un precio más contenido y una puesta a punto mucho más racional para el día a día.

El nuevo Porsche 911 Carrera T “solo” necesita el motor bóxer biturbo de seis cilindros de la versión de acceso. Esta mecánica manda 385 CV y un par máximo de 450 Nm a las ruedas traseras, suficiente para que el deportivo alemán acelere de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcance una velocidad máxima de 291 km/h.

Porsche 911 Carrera T 16

Pero lo importante en esta versión no son las prestaciones puras, sino su comportamiento gracias a las mejoras introducidas por Porsche respecto al Carrera convencional.

Además de venir equipado con cambio manual, incorpora de serie el Porsche Torque Vectoring (PTV), diferencial autoblocante en el eje trasero, pack Sport Chrono y tren de rodaje deportivo PASM con una suspensión 10 mm más baja.

También cuenta con llantas específicas de 20 pulgadas delante y 21 pulgadas detrás, calzadas en neumáticos 245/35 y 305/30, respectivamente. De la misma forma, incluye de serie el volante deportivo GT, el sistema de escape deportivo y los asientos deportivos Sport Plus, mientras que los asientos traseros desaparecen para ahorrar peso (pueden pedirse opcionalmente).

Porsche 911 Carrera T 3

Gracias a ello, el 911 Carrera T es el 911 pesa 1.470 kg, es decir, 35 kg menos que el Carrera con la misma mecánica y el cambio automático PDK de ocho relaciones, que se ofrece de forma opcional en el Carrera T.

En lo que respecta al diseño, se distingue del resto de versiones por los vinilos de los laterales, el anagrama posterior o la tapicería específica, aunque cada unidad se puede personalizar al mismo nivel que cualquier otro 911, con multitud de elementos opcionales.

Uno de ellos es el kit aero exterior con paragolpes más deportivos, faldones aerodinámicos y un alerón trasero fijo, pero también se puede optar por el techo solar o los cinturones en contraste, así como por el eje trasero direccional, que no está disponible en el 911 Carrera.

Porsche 911 Carrera T 10

El nuevo Porsche 911 Carrera T ya está disponible en el configurador de la marca y tiene un precio de partida de 143.314 euros, lo que le convierte en 12.111 euros más caro que el 911 Carrera.

El siguiente escalón de la gama 911 orientado a los conductores más puristas es el 911 Carrera GTS, que parte desde los 169.404 euros. Por su parte, el 911 GT3 está disponible desde 206.813 euros y el 911 GT3 RS se va hasta los 265.404 euros.

Temas