Publicidad

El KTM X-Bow GTX es una siniestra bestia austriaca con 600 CV y sólo 1.000 kg de peso para la categoría GT2

El KTM X-Bow GTX es una siniestra bestia austriaca con 600 CV y sólo 1.000 kg de peso para la categoría GT2
6 comentarios

Ha pasado casi desapercibido, pero KTM ha conseguido sacar a la luz un coche que va mucho más allá de lo que muchos podemos ni siquiera soñar. Es el KTM X-Bow GTX, la última evolución del coche deportivo creado por un fabricante de motos austriaco cuyo lema 'Ready to Race' ya nos pone sobre la pista.

Para esta ocasión el único coche de KTM se vuelve más prestacional que nunca con un motor potenciado hasta el extremo, un peso extremadamente ligero y una aerodinámica aún más avanzada. En conjunto es un coche homologado para la categoría GT2 y dispuesto a batir a otras marcas con mucho más renombre en las cuatro ruedas.

La bestia de cuatro ruedas parida por una marca de motos

Ktm X Bow Gtx 2020 1

Hace ya más de un decenio que KTM lanzó al mercado su primer X-Box, un coche deportivo sin concesiones, sin techo, sin comodidades pero con muchas ganas de llamar la atención gracias a un comportamiento endiablado.

Durante estos años los de Mattighofen se han afanado por recabar información y poco a poco mejorar su producto con volante, creando variantes de competición (hasta GT4) que ahora llega a su máximo exponente amparado por la creación de la nueva categoría GT2.

Para dar a luz a este KTM X-Bow GTX los austriacos se han asociado con Reiter Engineering GmbH, evolucionando un coche de ocio puro en todo un deportivo de carreras. Salta a la vista que es un coche mucho más afinado gracias a una carrocería de fibra de carbono diseñada casi desde cero para ganar apoyo aerodinámico, pero es que debajo de ésta se encuentra un chasis nuevo de tipo monocasco y con unas nuevas cotas, ampliando la distancia entre ejes para conseguir una mayor estabilidad.

Ktm X Bow Gtx 2020 3

Es normal que se hayan empleado al máximo por fuera, puesto que para mover a esta creación se utiliza esta vez un motor de 2.5 litros gasolina TFSI de cinco cilindros que se utiliza en el Audi TT, aunque en este caso se le han apretado las tuercas hasta llegar a los 600 CV de potencia máxima. Una maravilla de motor que debe sonar a gloria y con la misión de mover muy, muy rápido los 1.000 kg de peso del conjunto.

Las suspensiones reciben también nuevo material específicamente diseñado para este modelo, así como las llantas forjadas y un sin fin de equipamiento para circuito que hacen de este X-Bow una máquina tan efectiva como exclusiva. Su precio no va a ser nada barato pues posiblemente superará los 200.000 euros por cada una de las unidades cuya producción arrancará con un lote de tan solo 20 coches.

Con el KTM X-Bow GTX, los de Mattighofen quieren entrar por la puerta grande en la nueva categoría GT2, un certamen de la SRO en el que de momento tan solo podrá medirse a marcas todopoderosas de la talla de Audi y Porsche.

En Motorpasión | Guerra de coches deportivos: las divisiones más potentes de las marcas, caballo a caballo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios