Compartir
Publicidad

El Audi TT completa su oferta quattro con el 2.0 TFSI de 200 CV

El Audi TT completa su oferta quattro con el 2.0 TFSI de 200 CV
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando probé el Audi TT 2.0 TFSI y 3.2 V6 quattro hace un año, me pareció criticable que sólo se pudiese elegir la tracción total con el motor de 6 cilindros en V. Recientemente, se anunció la llegada del TT diesel, con tracción quattro, para el comienzo del verano en coupé y roadster. Ahora, la marca de los aros toma una sabia decisión al ampliar la gama. Desde Junio, todos los Audi TT (2.0 TFSI, 2.0 TDI y 3.2 V6) tendrán tracción quattro (en los dos últimos, obligatoria).

La transmisión de la fuerza se realiza a través del cambio S tronic, capaz de cambiar de marcha prácticamente sin interrupción de la fuerza motriz. El embrague multidisco de accionamiento hidráulico y control electrónico del sistema quattro es mas rápido que antes. Esto es posible gracias a un nuevo depósito de presión, que también se utiliza en el TTS. Dependiendo de las circunstancias, las fuerza puede desviarse de las ruedas delanteras a las traseras al 100% en cuestión de milisegundos.

Audi TT 2.0 TFSI quattro

La velocidad máxima es de 238 km/h (235 km/h en el Roadster); el Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, mientras que el Roadster apenas requiere dos décimas de segundo más. El TT 2.0 TFSI Coupé de tracción delantera con cambio S tronic alcanza 240 Km/h y acelerera de 0 a 100 en 6,4 segundos. Su consumo medio homologado es de 7,7 litros (la realidad es diferente), con lo que podemos esperar un consumo homologado en el 2.0 TFSI quattro en torno a los 8 litros a los 100 Km.

Sin duda será un duelo interesante el del TT 2.0 TFSI quattro y el 2.0 TDI quattro, pero habiendo una diferencia de 30 CV y de capacidad de estiramiento del motor, vaticino como ganador emocional al gasolina. Estos motores son los que se usan en la gama FR del SEAT León (el TDI en este caso es de bomba inyector y no common-rail) y el gasolina vence en todos los frentes excepto en el consumo.

El TT 2.0 TFSI quattro perderá un poco de chispa y diversión en curva respecto al tracción delantera, pero sin duda pisará en las curvas con más aplomo y con mayor seguridad, ventaja de la tracción total.

Fuente | Audi
En Motorpasión | Audi TT 2.0 TDI, en coupé y roadster

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio