Compartir
Publicidad
Publicidad

Por fin, el Dodge Challenger SRT8 en todo su esplendor

Por fin, el Dodge Challenger SRT8 en todo su esplendor
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer decía que con tantas filtraciones de imágenes, el Dodge Challenger SRT8 no sorprendería a nadie. Falso. Después de observer con detenimiento la magnífica galería de imágenes que ha puesto al servicio de la prensa la marca del carnero, no es que sorprenda, es que directamente enamora.

Da igual que su interior sea menos retro de lo esperado y que a simple vista parezca algo flojo en el tema de la calidad. Eso no importa, lo que importa de verdad es que estamos ante una resurreción en toda regla de uno de los muscle cars más caristmáticos de la década de los ‘70. No es una reinterpretación como pueden ser el Ford Mustang o el Chevrolet Camaro, es que es un verdadero muscle car contemporáneo. Y me gusta, vaya que si me gusta.

Dodge Challenger SRT8

Después de 35 años de ausencia, el salón de Chicago acogerá la presentación de uno de los iconos de Dodge en su historia, la vuelta del Dodge Challenger SRT8. Como bien dicen en la nota de prensa, su vuelta representa lo que la mayor parte de los aficionados a este tipo de coches llevaban esperando mucho tiempo, un diseño que recuerde a los clásicos pero que cuente con la tecnología actual. Y lo han conseguido, porque de los tres contendientes de las renovadas Pony Wars, el Dodge Challenger SRT8 es el único que de verdad conserva las líneas de un muscle car.

No seré yo quien ponga a uno de los tres modelos por delante de los otros dos, porque sería engañarme a mí mismo, ya que los tres tienen algo que los diferencia de los demás y los hace únicos, pero reconozcámoslo, el nuevo Challenger tiene un plus respecto a los demás, y ese plus es su diseño retro. Conserva de sus antecesores su tamaño, ya que aunque comparte la plataforma LX con sus compañeros Dodge Charger y Chrysler 300C, es una pulgada más largo que este último. Algo más de 5 metros del largo. Un auténtico monstruo de la carretera.

Dodge Challenger SRT8

De su diseño ya hemos hablado alguna vez, pero nunca de está de más ir recordando sus detalles. Destaca sobre todo las Racing Stripes que decoran su capó, en símil de fibra de carbono y con un toque setentero que le quedan de muerte. Una de las cosas más comentadas fue la eliminación de la parrilla en cruz tan característica de los Dodge. Supongo que la reservarán para el Dodge Challenger R/T (si llegan a presentarlo algún día) y de paso, dejan su apariencia como los clásicos, en los que sólo estaba presente esta parrila en las versiones R/T.

Como también se comentó, las ópticas traseras se han revisado y rediseñado, volviendo al diseño original del modelo de 1970, con la luz de marcha atrás situada en el centro de la zaga. Otro detalle que recuerda a los modelos clásicos es la tapa del depósito del combustible, prácticamente igual a la utilizada antaño. El alerón de cola de pato también rememora los viejos tiempos, así como su imponente figura, remarcada por una cintura mucho más prominente que en el clásico.

Llegará al mercado estadounidense esta misma primavera, en forma de edición limitada a 6.400 unidades, con el escandoloso precio de 37.995 dólares cada una. Y desde ya le vaticino un éxito seguro. Esas 6.400 unidades se me antojan escasas para la cantidad de aficionados a Mopar que existen alrededor del mundo. En 2009 llegará al mercado con nuevas motorizaciones, como son un motor V6 de entrada a la gama y un HEMI V8 5.7 con algo menos de potencia.

Tal vez la única pega que se le pueda poner es su gama de colores, ya que únicamente estarán presentes en el catálogo el HEMI Orange, el Bright Silver Metallic y el Brilliant Black Crystal Pearl Coat (este último supongo que será el mismo utilizado en el Dodge Challenger Super Stock presentada en el Detroit Autorama). Por supuesto, al ser una edición limitada no pueden faltar las placas con el número de serie en el interior.

Dodge Challenger SRT8

Otro dato que ya conocíamos del Dodge Challenger SRT8 es su propulsor, compartido con el resto de la gama de SRT’8 del grupo. Es un HEMI V8 6.1 de 425 CV y 569 Nm de par máximo. A pesar de no ser un coche pequeño, su aceleración en el 0-100 está a la altura de los grandes, rebajando la marca de los 5 segundos. El cuarto de milla lo hará en menos de 14 segundos y es capaz de hacer el 0-160-0 km/h en apenas 17 segundos (un Lamborghini Gallardo tarda 13,65 segundos). De aquí podemos deducir que tanto su motor como su equipo de frenos Brembo van a estar a la altura de las exigencias a las que van a someterlo los afortunados compradores.

Dodge Challenger SRT8

El interior pierde bastante respecto al interior del Dodge Challenger Concept, pero los relojes del salpicadero siguen teniendo ese aire clásico. Y no busques más clasicismo en su interior, ya que prácticamente es igual al del Fotos del Charger SRT8, aunque ligeramente modificado. Aún así, parece un interior bastante digno para el precio del coche.

Resumiendo, este es un coche para comprar con el corazón, para los aficionados a los viejos coches americanos y que siempre han pensado que la época dorada del automovilismo yankee debería volver en forma de nuevos diseños que recuerden a tan míticos coches. Y Dodge lo ha conseguido, ha conseguido que a todos a los que nos gustan este tipo de coches queramos tener en nuestro garaje un Dodge Challenger SRT8. Aunque fuera de Estados Unidos va a ser una tarea bastante complicada…

Por cierto, ¿cuanto tiempo tardaremos en verlo quemando ruedas en una película de Tarantino? Presumo que poco, muy poco…

Vía | Autoblog
En MotorPasion | El interior del Dodge Challenger SRT8

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos