Publicidad

Un Volkswagen ID.3 R más radical es posible, y tendría sentido para el coche eléctrico asequible de Wolfsburgo

Un Volkswagen ID.3 R más radical es posible, y tendría sentido para el coche eléctrico asequible de Wolfsburgo
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los primeros Volkswagen ID.3 van a aterrizar este próximo mes de septiembre (aunque todas sus funciones no se implementarán hasta 2021) y está teniendo una buena acogida con más de 30.000 reservas cerradas.

Sin duda el coche eléctrico accesible de Wolfsburgo es uno de los Volkswagen más importantes ya no del año, sino de todos los tiempos. Pero la marca ya está pensando en su futuro y según uno de sus responsables ya estarían planteándose la llegada de un Volkswagen ID.3 R.

Volkswagen ID.3 R: hipotéticamente eléctrico y emocional

Db2019au01094 Large

Después del Dieselgate, Volkswagen hizo un sobreesfuerzo para desvincularse de las competiciones menos respetuosas para centrarse en un nuevo proyecto con el Volkswagen ID.R: un supercoche capaz de destruir récords en circuito... y más allá. Fue capaz de abrasar los cronómetros en Nürburgring, Tianmen, Goodwood y en la mítica subida a Pikes Peak.

Siguiendo la estela de este eléctrico deportivo de referencia, Frank Welsch, jefe de desarrollo de la marca, ha asegurado que "El Volkswagen ID.3 R es algo en lo que estamos pensando. Me gusta la idea pero tenemos que decidir si el mercado está listo para un modelo como ese".

Volkswagen Id Charger 1

El ID.3 R se posicionaría en lo alto de la familia Volkswagen ID.3, pero no se beneficiaría de la tracción total al menos durante la primera generación, según Welsch. "No habrá una versión GTX", ha señalado, pues esta denominación se reserva para los modelos con doble motor eléctrico y tracción integral (puede que como el ID.4).

¿Tiene sentido que Volkswagen saque una versión R del ID.3? Sí, lo tiene. Una variante más aspiracional de un coche siempre supone un impulso para reanimar las ventas, ayuda a reforzar la imagen y atrae nuevos clientes indecisos. Ahora bien, en caso de llegar no sería hasta un par de años después del aterrizaje del ID.3.

Cuando el coche eléctrico asequible de Volkswagen llegue a los concesionarios tiene que hacerse fuerte basado en una propuesta propia para, posteriormente, ofrecer un extra de picante. Ese aderezo suplementario de una versión deportiva podría jugar en contra de la autonomía del coche, aunque también podría servir para introducir una actualización mecánica y/o con más autonomía.

Por el momento hay confirmadas tres variantes del Volkswagen ID.3: Pure de 150 CV, Pro con 204 CV para 330 y 420 km de autonomía respectivamente. Jost Capito, mandamás de la división R de Volkswagen, ha asegurado a Autocar que ya están buscando la forma en la que aplicar la tecnología usada en las baterías de alto rendimiento del ID.R para los Volkswagen eléctricos de calle. El ID.3 R podría acercarse a los 300 CV manteniendo más de 500 km de autonomía.

Lo que está claro es que el Volkswagen ID.3 R dejaría de ser un coche tan asequible como la marca pretende. El ID.3 Pure de acceso se posicionará bajo los 30.000 euros mientras que la versión Pro no superará los 36.000 euros, así que el ID.3 R posiblemente se iría más allá de los 40.000 euros. Esta cifra ya le pondría cerca del precio del Tesla Model 3.

En Motorpasión | 11 coches híbridos enchufables aptos para Etiqueta CERO de la DGT, de más de 100.000 euros

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios