Publicidad

El Škoda Superb iV híbrido enchufable entra a producción, con el objetivo de vender 15.000 al año

El Škoda Superb iV híbrido enchufable entra a producción, con el objetivo de vender 15.000 al año
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

El fabricante checo Škoda acaba de anunciar el inicio de producción de su primer modelo híbrido enchufable en la factoría de Kvasiny, en República Checa. Se trata del Škoda Superb iV, cuyo lanzamiento comercial en Europa tendrá lugar a principios del próximo año 2020, dentro de unos meses.

Esta berlina enchufable, cuyos principales mercados serán Alemania, Reino Unido, Suecia y el mercado local de República Checa, es un producto muy importante para la marca. De hecho, el fabricante pretende que el 20 % de todos los Superb que se comercialicen sean iV.

Esto se traduce en que el objetivo de Škoda para esta versión PHEV es alcanzar unas ventas de 15.000 unidades anuales, lo que para el modelo supondría colocarse en segundo lugar entre los híbridos enchufables en cuanto a volumen de ventas, solo por detrás del Mitsubishi Outlander PHEV, que en 2018 alcanzó una cifra de entregas cercana a las 24.000 unidades.

Skoda Superb iV

Los planes de la firma del grupo Volkswagen contemplan además el lanzamiento de 10 vehículos electrificados en los próximos tres años, de aquí a 2022, incluida una versión 100 % eléctrica del urbano Skoda Citigo y un SUV eléctrico de estilo coupé basado en la plataforma MEB del grupo, que la marca adelantó en el pasado Salón de Ginebra con el Vision iV concept.

En cualquier caso, las previsiones son muy positivas para el mercado europeo de híbridos enchufables, y según los analistas de LMC Automotive, las ventas podrían alcanzar las 590.000 unidades en Europa el próximo año 2020, es decir, un gran aumento frente a los 220.000 previstos para 2019 y los 157.000 comercializados en 2018.

Skoda Superb iV

Hasta 55 kilómetros de autonomía eléctrica

Este primer híbrido enchufable de la firma checa, disponible en los acabados Ambition, Style, Sportline y L&K de la gama, combina un motor 1.4 litros TSI turbo de gasolina con un motor eléctrico, para una potencia total combinada de 218 CV.

La batería del modelo es de 13 kWh, lo que le permite alcanzar una cifra de autonomía homologada en modo eléctrico de 55 kilómetros (WLTP), así como una autonomía total de 930 kilómetros sumando el kilometraje facilitado por el motor de gasolina.

De momento Škoda no ha anunciados precios para esta versión enchufable en el mercado español, aunque cabe apuntar que en República Checa está disponible en carrocerías berlina y familiar y tiene un precio de partida de alrededor de 34.000 euros al cambio. Si fuera necesario, el fabricante anuncia que podría llegar a producir hasta 25.000 Superb híbridos enchufables al año.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir