Compartir
Publicidad

Si vives a menos de 400 metros de una autovía, quizá no estés respirando tan bien

Si vives a menos de 400 metros de una autovía, quizá no estés respirando tan bien
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos años se han venido sucediendo numerosos estudios sobre las consecuencias en nuestra salud de la contaminación en el transporte, investigaciones que explican que el que una ciudad supere los límites recomendados por la OMS sea algo preocupante, y que justifican de lleno que es necesario un cambio hacia otras formas de movilidad alternativa.

Pues bien, un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto se centra ahora en descubrir otros detalles fundamentales en relación con la contaminación en el transporte. Así, han desvelado en un último informe que partículas y otros agentes contaminantes se encuentran presentes espacialmente más allá de lo que se ha venido creyendo.

Estudios anteriores han mostrado que los contaminantes responsables de la baja calidad del aire pululan alrededor de las vías con mayor tránsito a unas distancias de entre 100 y 250 metros. Los científicos canadienses han ido más allá en su análisis, descubriendo grandes cantidades de partículas provenientes del tráfico a distancias de entre 280 y 400 metros con respecto a las vías, y lo que es peor, doblando su concentración.

Para advertir del riesgo de esto, recopilan su estadística nacional, en la que se apunta que un tercio de los canadienses viven a menos de 250 metros de carreteras principales. En el mismo estudio, se señala que los que habitan zonas urbanas en las que se cruzan varias vías respiran 10 veces más partículas que los que no.

Madrid M 30 2

Una anterior investigación del mismo equipo, publicada el pasado marzo, contaba que tan solo el 25% de los coches son responsables del 90% de la contaminación. Esta dato viene amparado por las medidas tomadas a 100.000 vehículos que transitaron a través de una de las arterias principales de Toronto, donde fueron tomadas las pruebas de aire.

Los investigadores están pendientes de una tercera entrega en la publicación científica Atmospheric Environment, en la que tratarán de determinar las variaciones de la contaminación en Toronto más allá de los criterios sobre agentes contaminantes que conocemos, es decir, tratando de identificar más partículas ultrafinas peligrosas para nuestra salud.

Vía | Green Car Congress
Imágenes | Antonia Tajuelo (CC), César Viteri Ramirez (CC) y Luis Perez (CC) en Flickr
En Motorpasión Futuro | Los fabricantes demandan un respaldo al diésel a largo plazo, ¿Qué hay que respirar exactamente para que Madrid restrinja el tráfico?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio