Compartir
Publicidad
Publicidad

Las pantallas táctiles y la siniestralidad

Las pantallas táctiles y la siniestralidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada tuvo lugar un accidente en el que se vio involucrado un Tesla Model S en una calle de un Condado de Tennessee, Estados Unidos. El coche era conducido por una mujer joven de 34 años, que inmediatamente después del accidente declaró a la policía que se encontraba manipulando la radio cuando se despistó y se salió de la calzada.

La conductora fue requerida a realizar la prueba de alcoholemia a lo que se negó, por lo que fue inmediatamente detenida y llevada a un Centro Médico en Esmirna, donde detectaron que superaba el nivel máximo de alcohol permitido. Fue acusada de conducir bajo los efectos del alcohol y posteriormente puesta en libertad bajo una fianza de 2.000 dólares, 1.500 euros.

Hasta aquí la noticia no tenía por qué tener nada de particular, se trata de un coche, da lo mismo que sea eléctrico o no, conducido por una persona que superaba los niveles de alcohol permitidos y, quizás por eso, sus reflejos la jugaron una mala pasada e hicieron que se saliera de la vía, o tal vez esté equivocado y aunque no hayan sido los reflejos los que la sacaron de la vía tal vez fue el alcohol el que hizo que no pensara que para manipular la pantalla tenía que apartar la vista de la calzada un instante y tal vez por eso se salió.

2

El caso es que tuvieron que intervenir los bomberos para poder cargar el vehículo en una grúa, ya que tuvieron que conseguir información sobre como desactivar el sistema eléctrico del Tesla Model S. Además el vehículo al salirse de la calzada golpeó contra un poste de tendido eléctrico, el cual acabó derribado, por lo que tuvieron que intervenir los operarios de Murfreesboro Electric para restablecer la luz en la zona.

¿Fue culpa de una distracción?

Pero, aparte de estas anécdotas y volviendo a la causa del accidente alegada por la conductora, la distracción al manipular la radio del Tesla Model S, y, sin tener en cuenta la posible influencia del alcohol, me surge la duda sobre la seguridad de la manipulación de una pantalla táctil con el vehículo en marcha, a la que hay que prestar atención y por lo tanto apartar la vista de la carretera.

Bien es cierto que un estudio afirma que hablar por teléfono no aumenta los accidentes de tráfico, según os hemos informado recientemente, pero las autoridades no paran de advertirnos que no lo usemos y, además, que tampoco manipulemos el navegador con el vehículo en marcha.

3

La pantalla del Tesla Model S es grande, lo suficiente como para que podamos manipularla mediante golpes de vista y no tener que concentrarse en ella, pero requiere una cierta adaptación y necesita de un aprendizaje sobre sus funciones y posibilidades, para el que no todo el mundo está igual de preparado, ni goza de la misma facilidad de aprendizaje.

Los clásicos botones o pulsadores de los vehículos se pueden manipular sin apartar la vista de la calzada, incluso se pueden buscar al tacto a nada que conozcamos un poco el vehículo y sepamos donde se encuentran, pero los “botones” de una pantalla táctil necesitan a la fuerza que desviemos durante unos instantes la vista.

Cada vez son más los fabricantes de automóviles que incorporan pantallas táctiles y estas cada vez van controlando más elementos del automóvil, pero ¿no harán que aumenten el número de accidentes por distracciones? Mientras no dispongamos de un estudio, igual al de los teléfonos móviles, tendremos que confiar en el buen saber de los fabricantes de automóviles. Y tú ¿Qué opinas?

Vía | WGNS Radio En Motorpasión Futuro | Un estudio afirma que hablar por teléfono no aumenta los accidentes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos