Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Deberían los cuadriciclos pasar las pruebas de choque? Ofrecemos algunos resultados

¿Deberían los cuadriciclos pasar las pruebas de choque? Ofrecemos algunos resultados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los cuadriciclos no están obligados por ley a pasar las mismas pruebas que pasan los coches, entre ellas las pruebas de choque, pero ¿qué pasaría si sometiéramos a un cuadriciclo a las mismas pruebas de choque que un coche? Pues que seguramente no lo soportaría, pues sus carrocerías son más ligeras para hacer más viable la propulsión con motores de menor potencia.

Aún así y puesto que este tipo de vehículos se mueven en medio del tráfico junto con otros vehículos, no estaría de más que se le prestara algo de atención a ese apartado de la seguridad y se valorara que pasaría en caso de choque con la integridad de los pasajeros, aunque no se hiciera en las mismas condiciones que los coches, o mejor aún, se definiera un estándar para ellos con el fin de poder compararlos entre ellos, al igual que hacemos con los otros.

EuroNCAP, el organismo europeo de seguridad, en vista del número cada vez más creciente de este tipo de vehículos que ruedan por las calles de todas las ciudades, ha decidido poner a prueba la seguridad de cuatro cuadriciclos, sometiéndolos a choques frontales y laterales, aunque con menos virulencia que con la que somete a los coches. Si las pruebas de choque a los coches se realizan a 64 km/h a los cuadriciclos se las han efectuado a tan solo 50 km/h, y aún así los resultados han sido muy pobres.

2

Los cuatro modelos que EuroNCAP ha elegido para la realización de las pruebas han sido El Renault Twizy 80, el Tazzari Zero, el Club Car Villager 2+2 LSV y el Ligier IXO JS Line. Los tres primeros son cuadriciclos eléctricos y el cuarto con motor de combustión. El tercero de ellos es un cuadriciclo de los habitualmente utilizados en los campos de golf o en los hoteles para el transporte de viajeros, realmente bastante diferente a los otros tres.

A favor de todos ellos, y antes de entrar a valorar los resultados obtenidos en las pruebas efectuadas por EuroNCAP, hay que decir que ninguno ha sido diseñado para soportar este tipo de pruebas, aunque eso no tiene que servir de escusa para que no tuvieran que estar diseñados para velar por la integridad y seguridad de sus ocupantes.

A pesar de que algunos cuadriciclos obtuvieron mejores resultados que otros, los cuatro hubieran suspendido por mostrar graves problemas de seguridad. El Ligier IXO JS Line y el Tazzari Zero tuvieron grandes problemas con sus cinturones de seguridad en la prueba frontal, en el Ligier este se soltó de la parte superior y en el Tazzari el cinturón de seguridad se rompió.

3

La estructura del Ligier IXO JS Line prácticamente se destrozó en el impacto frontal, mientras que la del Renault Twizy fue la que mejor aguantó. Por otro lado, el airbag del Renault Twizy, su cinturón de seguridad con cuatro puntos de anclaje y la dedicación de Renault a la seguridad hicieron que este cuadriciclo se alzara con la mejor puntuación de la prueba al mantener al conductor en su asiento, aunque tampoco llegó a conseguir el aprobado.

Renault Twizy: aún sin aprobar fue el vencedor

Según las pruebas efectuadas a estos cuatro cuadriciclos la clasificación final quedaría de la siguiente forma:

En primer lugar tendríamos al Renault Twizy 80 que habría conseguido una puntuación final de seis puntos, sobre 16 posibles, en impacto frontal y de siete, igualmente sobre 16, en impacto lateral. Los peores resultados fueron obtenidos en la protección en cuello, torso y piernas. Cercano al aprobado, pero suspenso.

El segundo puesto del test realizado por EuroNCAP lo ocupó el Tazzari Zero con tan solo cuatro puntos en impacto frontal, aunque aprobó en el impacto lateral con ocho puntos. Los peores resultados los obtuvo en la protección en cabeza y torso. Podríamos considerar, salvando el grave e imperdonable fallo del cinturón de seguridad, que también estaría cercano al aprobado.

4

El tercer lugar es para el Club Car Villager 2+2 LSV, un cuadriciclo diseñado para circular a tan solo 35 km/h y que en impacto frontal resultó prácticamente destruido, obteniendo tan solo dos puntos pero que sin embargo sorprendió en la prueba de impacto lateral al alcanzar la mejor puntuación de todos, nueve puntos.

El último puesto fue para el Ligier IXO JS Line 4 plazas que mostró muy mala protección al impacto frontal con tan solo dos puntos y ocho puntos en la prueba de impacto lateral. Sin lugar a dudas un deficiente para un cuadriciclo que por su aspecto aparenta más de lo que da de sí.

Seguridad en cuadriciclos: la legislación no nos protege

Si bien no es justo comparar estos resultados obtenidos en los cuadriciclos con los de los coches, pues han sido diseñados de otra forma y desde luego todos cumplen con las normas legales existentes, si es cierto que esto debería de servir como un toque de atención a los fabricantes de este tipo de vehículos para que pongan un poco más de interés por la integridad de los ocupantes del vehículo, sus clientes, y al mismo tiempo a invitar a la Unión Europea a legislar de otra manera y velar por la seguridad de sus ciudadanos.

Vía | Euroncap
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | El BMW i3 consigue cuatro estrellas Euro NCAP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos