Compartir
Publicidad
Publicidad

Corea estrena dos autobuses eléctricos con sistema de recarga bajo asfalto

Corea estrena dos autobuses eléctricos con sistema de recarga bajo asfalto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A partir de hoy la ciudad de Gumi, en Corea del Sur, dispondrá de dos autobuses eléctricos que extraen su energía de la carretera. Es el último paso en el desarrollo del Instituto Coreano Avanzado de Ciencia y Tecnología (KAIST) del sistema denominado OLEV (online electric vehicle), en el que los cables eléctricos incrustados en el asfalto proporcionan energía a los vehículos que viajan en su superficie.

El atractivo del sistema OLEV radica en el hecho de que los vehículos eléctricos no tienen que estar equipados con grandes y pesadas baterías y en que tampoco tienen que parar para recargar. La recarga se produce mediante unos cables enterrados en la carretera que producen campos electromagnéticos, que son recogidos mediante unos dispositivos instalados en los bajos de los vehículos y convertidos en electricidad.

Este sistema de recarga inalámbrica puede ser un proceso continuo o no, pudiendo los cables estar situado en lugares separados a lo largo de la carretera, proporcionando al vehículo en movimiento la electricidad necesaria para recargar una batería relativamente pequeña dentro del vehículo. Realmente para que el sistema funcione tan solo es necesario que entre un cinco y un 15% de la carretera disponga de cables enterrados.

2

Estos autobuses que entran hoy en servicio realizarán un trayecto de 24 km de recorrido en el interior de la ciudad de Gumi, entre la estación de tren y el distrito In-Dong. Aunque es la primera vez que este sistema se utiliza en un transporte público ya había sido probado anteriormente en el interior del Parque de atracciones de Seúl con un tranvía turístico.

Según las pruebas realizadas los niveles electromagnéticos dentro de los autobuses se mantienen dentro de los límites de seguridad. Además los cables enterrados en la carretera tan solo suministran energía cuando detectan la presencia de uno de los autobuses, por lo que se minimiza el riesgo tanto para los peatones como para otros vehículos.

El espacio entre el asfalto y el dispositivo receptor instalado en los bajos del autobús debe de ser de 17 cm, para asegurar una eficiencia máxima de transmisión de potencia del 85%, y así ser capaz de recibir 20 KHz. La potencia de los autobuses es de 136 CV, suficiente para moverse en recorridos urbanos. Si los resultados de estos dos primeros autobuses son satisfactorios están ya pensando en incorporar, para el año 2015, otras 10 unidades al servicio.

3
Tranvía turístico OLEV del Parque de Atracciones de Seúl

Vía | Gizmag En Motorpasión Futuro | Viena incorpora 12 autobuses eléctricos, La ciudad de Los Ángeles contará con autobuses eléctricos de BYD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos